Glaucoma: la enfermedad silenciosa que causa más ceguera irreversible en el mundo

Diagnóstico precoz y tratamiento son los dos elementos fundamentales para disminuir el avance de este problema ocular, ya que al ser una enfermedad asintomática sin chequeo e intervención temprana de especialistas puede producir la pérdida de visión.

Fecha: 12 de marzo 2020

A nivel mundial más de 60 millones de personas tienen Glaucoma y un 50% de ellas no lo sabe. Esta enfermedad silenciosa que daña el nervio óptico, es la principal causa de ceguera irreversible del mundo, y según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 9 millones de personas están ciegas debido a la enfermedad.

«El glaucoma produce daño en las fibras de la cabeza del nervio óptico, el cual es progresivo y habitualmente asintomático, en que la gente va perdiendo estas fibras que no se regeneran y de esta manera la persona empieza a perder campo visual», explica la Dra. Jimena Schmidt, oftalmóloga y académica de la Escuela de Medicina UC y Presidenta de la Sociedad Chilena de Glaucoma.

Su mayor dificultad para el diagnóstico es por su carácter asintomático, de ahí que su detección temprana y tratamiento oportuno sean cruciales para evitar que se llegue a la pérdida de la visión. El chequeo médico indica cómo está la presión ocular, el estado del nervio óptico y si hay alguna condición del ojo que amerite hacer exámenes para descartar glaucoma.

“Estos exámenes generalmente son de campo visual, tomografía al nervio óptico y presión ocular. Con ellos uno ve si el nervio óptico está siendo dañado y en base a eso se indica tratamiento para detener este daño y que la persona pueda evitar más secuelas, las que pueden terminar en ceguera.”, enfatiza Jimena Schmidt.

Existen muchos tratamientos y por lo general son escalonados, la especialista UC comenta que en la mayoría de los casos, sobre todo cuando hay un glaucoma de ángulo abierto, se hace un tratamiento más simple a base de gotitas que bajan la presión ocular y controlan este factor de riesgo.

Con este tratamiento normalmente se estabiliza el daño del campo visual y nervio óptico de cerca de un 80% de los pacientes, pero también hay un porcentaje que necesita algún tratamiento alternativo: “en otros casos se debe recurrir a láser para ampliar el drenaje del líquido interno del ojo, y como tercera alternativa está la cirugía que también busca bajar la presión ocular”, agrega la académica y especialista UC. 

“Si bien la enfermedad no se revierte y lo único que se puede lograr es controlarla, este tratamiento de control es muy exitoso. Por esta razón, alguien con glaucoma necesita tratamiento o control de por vida, para ir ajustando el tratamiento de acuerdo a la estabilización o no del glaucoma”, finaliza Jimena Schmidt.

¿Por qué es una enfermedad asintomática?

Esta enfermedad se dice asintomática porque el daño del nervio óptico es muy lento y habitualmente es indoloro, entonces por lo general la persona no tiene ningún síntoma de la enfermedad.  La pérdida del campo visual al ser lentamente progresiva, la persona se va adoptando y no lo va notando. En los casos de que sube la presión ocular,- que no siempre pasa,- esto sucede sin tener habitualmente síntomas el paciente tiene que subir mucho para que la persona tenga síntomas.

¿Cuáles son los grupos de riesgo?

El glaucoma puede afectar a cualquier persona aunque no tenga factores de riesgo, pero las personas que más frecuentemente se ven afectadas son personas con familiares de primer orden (hermanos, padre, madre o también abuelos) con la enfermedad. Estas personas tienen hasta diez veces más probabilidades de tener glaucoma que alguien sin antecedentes familiares.

Otros factores de riesgo son los antecedentes de miopía o hipermetropía, uso de corticoides orales o  perioculares, y traumas oculares contusos que producen riesgo de glaucoma a futuro, luego de 5 o incluso 10 años desde el golpe en el ojo.  También personas de raza afroamericana tienden a tener más riesgo de glaucoma y a edades más precoces que otras etnias.

Noticias Relacionadas

Síguenos también en: