Pediatría

La sección de Cirugía Pediátrica fue creada en 1990 para cubrir la necesidad de tratamiento de dolencias infantiles quirúrgicas. Hoy en día se operan más de 1000 niños al año.

Los niños, nuestros pacientes, se atienden de una de manera integral, incentivando la participación de sus familias y pediatras tratantes para lograr una recuperación rápida y satisfactoria.

La Sección de Cirugía Pediátrica está inserta dentro de la actividad docente de la Facultad de Medicina participando activamente en la docencia de Pre y Postgrado a través de clases, cursos, seminarios y tutorías personales.

Jefe de División: Dr. Álvaro González Morandé.

Misión y Objetivos

La misión fundamental de la División de Pediatría puede resumirse en los siguientes puntos:

– Desarrollo y búsqueda de conocimientos nuevos, a través de la investigación, el aprendizaje dirigido, la experiencia razonada y la discriminación crítica de la información existente.

– Excelencia de la docencia de Pregrado y Postgrado en Pediatría, que tiene su mejor fundamento en la excelencia de la práctica asistencial e investigacional.

– Extensión y difusión de aquellos aspectos relevantes de la disciplina pediátrica, que son de interés para diversos sectores, dentro y fuera de la propia Universidad.

Especial consideración en estos objetivos tiene el carácter católico de nuestra Universidad, el que debe inspirar y caracterizar todo el quehacer universitario. Es, también, indispensable considerar la realidad de salud en nuestro país – particularmente la situación de la salud infantil – y las prioridades que el país tiene en este respecto.

La División se fijó las siguientes condiciones básicas, para cumplir con los objetivos fundamentales ya enunciados:

– Contar con un número suficiente de académicos con vocación docente y de investigación, comprometidos con nuestra Facultad de Medicina y con los valores cristianos de nuestra Universidad.

– Disponer de áreas clínicas de atención ambulatoria e intrahospitalaria, que permitan a la División contar con el número y diversidad de pacientes, adecuado para la realización de nuestro compromiso con la comunidad y con nuestros objetivos docentes y de investigación clínica.

– Contar con una infraestructura de planta física apropiada para la actividad académica y de investigación, y con los correspondientes servicios o facilidades de apoyo administrativo y clínico.

Para nuestra División, algunas de sus fortalezas fundamentales son las siguientes: Poseer un grupo buen constituído de académicos, formados en Pediatría general y en sus especialidades derivadas y con experiencia y capacidad para realizar investigación con un nivel de excelencia.

El desarrollo de variadas líneas de investigación – algunas de ellas con notable continuidad – al interior de los grupos.

El apoyo de fundaciones e instituciones, tanto del país como del extranjero, que han contribuído en forma importante al desarrollo de la División, un producto importante de esa colaboración es el Centro de Información Toxicológica (CITUC).

Para la División y la Escuela de Medicina, en general, una valiosa fortaleza es tener un equipo de alumnos, tanto de pregrado como de postgrado, que representan lo mejor de nuestra juventud estudiosa, tanto por sus cualidades personales como académicas.

Manuales

Atlas

Autoinstructivos

Pontificia Universidad Católica de Chile 2017
Avda. Libertador Bernando O'higgins 340, Santiago, Chile.

¿Cómo llegar?
Mesa central (56) (2) 2354 2000
Politicas de privacidad
Optimizado para: Explorer 10.0, Firefox 52.0, Chrome 58.0, Safari 8.0 o superiores.