Programa Hábitos de Vida Saludable logra reducir en un 45% la obesidad en las salas cuna y jardines infantiles UC

El objetivo principal del Programa Hábitos de Vida Saludable en la UC es favorecer un óptimo estado de salud, crecimiento y desarrollo de los niños, para prevenir la obesidad y otras enfermedades crónicas que deterioran la calidad de vida y aumentan la mortalidad en la adultez.

Los resultados de la iniciativa HaViSa de la Universidad Católica, que además consideran una disminución del sobrepeso en 27% desde marzo del 2009, contrastan con las cifras más altas que registra la población chilena. Durante la celebración de Navidad para los niños de los centros de educación inicial realizada en el Campus Oriente, se hizo entrega de un recetario saludable para las familias, que contribuye a fomentar una alimentación sana y equilibrada.

Fuente: Programa Hábitos de Vida Saludable UC

Fecha: 7 de enero 2020

Una notoria disminución de la obesidad y el sobrepeso en niños de las salas cuna y jardines infantiles de la Universidad Católica evidencia el Programa Hábitos de Vida Saludable en la UC (HaViSa UC). A diez años de su implementación, la reducción de la obesidad en estos tres centros de educación inicial fue de 45% y el sobrepeso de 27%, resultados que contrastan con las estadísticas de la población chilena para este mismo grupo etario. Si la prevalencia en los jardines infantiles y salas cuna de la UC es de 23% (sobrepeso) y 4,7% (obesidad), a nivel nacional las cifras alcanzan un 28-32% y 12-18%, respectivamente. En Chile el exceso de peso es el problema nutricional más grave y también ha preocupado a las autoridades por su tendencia al ascenso.

“La principal fortaleza del programa ha sido su permanencia en el tiempo, lo cual es fundamental para mantener los buenos resultados, ya que frente al ambiente altamente obesogénico cuya mejoría será lenta, se requiere del estímulo constante de hábitos de vida saludable a partir del período inicial de la vida”, explica la Dra. Salesa Barja, profesora de la Facultad de Medicina UC, quien junto a María Inés Loyola (nutricionista coordinadora) y Carolina Ortiz (nutricionista de campo) conforman el equipo de HaViSa UC.

Creado en el año 2009, el programa permite a temprana edad promover hábitos de vida saludables en los niños que asisten a las salas cuna y jardines infantiles de la universidad. Su objetivo principal es favorecer un óptimo estado de salud, crecimiento y desarrollo, para prevenir la obesidad y otras enfermedades crónicas que deterioran la calidad de vida y aumentan la mortalidad en la adultez. La Dra. Salesa Barja, quien es médico nutrióloga pediátrica y fundadora de HaViSa, sostiene que “esto es posible mediante una alimentación sana sumada a un estilo activo de vida”.

La obesidad y el sobrepeso generalmente se inician temprano en la vida y tienden a perpetuarse en el tiempo, por lo cual resulta crucial la implementación de programas preventivos; la prevención es la solución más efectiva y definitiva a este grave problema.

Los resultados fueron compartidos en una celebración de Navidad para los niños de las salas cuna y jardines infantiles de la UC en el Campus Oriente. En la actividad participaron también el rector Ignacio Sánchez, la directora de Personas, Fernanda Vicuña, la jefa del Departamento de Beneficios, Rosario Undurraga, y la educadora jefa de la sala cuna y jardín infantil de Campus San Joaquín, Alejandra Godoy, entre otros.

Durante la ceremonia se entregó un recetario saludable para cada una de las familias presente, que incluye las preparaciones que los niños reciben en los jardines y salas cuna y que contribuye en la promoción de una alimentación sana, equilibrada y variada también en los hogares.

Aplicación del programa

La Dra. Salesa Barja manifiesta que tres veces al año se evalúa el estado nutricional de los niños en cada uno de los tres centros educacionales y posteriormente se envía al hogar un informe con el diagnóstico y recomendaciones de alimentación y actividad física. La promoción de la lactancia materna, la alimentación segura y saludable según la edad y estado nutricional del niño y tiempos protegidos para la realización del ejercicio físico estructurado son otros aspectos fundamentales en la aplicación del programa.

Gradualmente se busca desarrollar cambios graduales en la alimentación, como introducir la ingestión de agua, solamente considerar la fruta como colación, incluir las leches descremadas en los mayores, la promoción de comidas saludables tradicionales chilenas, entre otras medidas. A través del apoyo que se obtiene de la Sustentabilidad UC, también los niños hacen visitas semanales al huerto y aprenden sobre el compostaje y la relevancia del respeto y cuidado del medio ambiente.

Durante los últimos tres años el programa se ha visto además reforzado por la participación de alumnas de quinto año de la carrera de Nutrición y Dietética de la UC.

Síguenos también en:

Pontificia Universidad Católica de Chile 2020

Optimizado para: Internet Explorer 11, Microsoft Edge 44, Firefox 62, Chrome 68, Safari 11 o superiores.