Apuntes online

Nódulo Tiroideo – ¿Cuándo sospechar malignidad?

Dr. Francisco Guarda V: Residente 2do año Medicina Interna

Se define nódulo tiroideo (NT) como lesiones discretas dentro del parénquima tiroideo, radiológicamente distintas del parénquima circundante.

EPIDEMIOLOGÍA:

Es un problema frecuente en la práctica clínica del internista. Su incidencia varía según el método de pesquisa: por palpación, se describe alrededor de un 3-7% (cerca de un 50% de estos tienen otro nódulo por imagenología), mientras que por otros métodos, como ecografía tiroidea, se alcanza alrededor de un 76%. Este último valor es similar al descrito en estudios con necropsias, en que incidentalmente se evidencian nódulos en el parénquima tiroideo de pacientes fallecidos por otras causas.

Es importante establecer que la incidencia de nódulos de etiología maligna en pacientes en que se encuentran nódulos por métodos como la ecografía es de alrededor de un 5%. Los NT son más comunes en personas de mayor edad, en mujeres, en aquellos expuestos a radiación y, excepcionalmente, en aquellos con déficit de yodo en su dieta habitual.

La importancia de su búsqueda es la pesquisa de tumores malignos, los cuales tienen una incidencia que ha aumentado en los últimos 50 años, alcanzando un valor de alrededor de 17 por 100.000 mujeres (con una relación mujer:hombre de 3:1). La mortalidad por cáncer tiroideo es de alrededor de 0.5 por 100.000 personas, con una letalidad mayor en hombres.

ETIOLOGÍAS:

Son múltiples las patologías que pueden causar NT. Su pesquisa puede hacerse por múltiples vías, ya sea por el examen físico, como por imágenes solicitadas para estudio de otras patologías (Ecografías, CT cervicales, RM, PET-CT, RxTx, etc).

Se pueden distinguir dos grupos:

BENIGNAS MALIGNAS: Bocio Multinodular Carcinoma Papilar Tiroiditis Crónica Carcinoma Folicular Quistes coloideos Carcinoma de Células de Hürthle Adenomas foliculares Carcinoma Anaplásico Tiroiditis subagudas Carcinoma Medular Linfoma primario de Tiroides Sarcomas, teratomas, otros Metástasis

MÉTODOS DIAGNÓSTICOS:

El estudio de un NT debe incluir varios elementos.  ANAMNESIS: son factores de riesgo las edades extremas (<14 o >70 años), sexo masculino, historia familiar de enfermedad tiroidea, haber recibido RT en cabeza y cuello, tasa de crecimiento de la lesión (especialmente lentas y progresivas), síntomas compresivos (raros en patología benigna: disfonía, disfagia, disnea). Se debe establecer si hay presencia de síntomas de hiper o hipofunción tiroidea y el uso de drogas o suplementos yodados que puedan explicar la aparición de las lesiones.

 EXAMEN FÍSICO: a pesar de su bajo rendimiento, las características del NT pueden aportar algunos datos, como su localización, consistencia, tamaño, grado de sensibilidad y si hay presencia de adenopatías.

 LABORATORIO: es importante determinar si hay hiper o hipofunción de la glándula. El uso de anticuerpos antitiroglobulina o niveles de tiroiglobulina NO ayudan al diagnóstico, como tampoco la calcitonina, debido a la baja incidencia de carcinomas medulares (sólo solicitar si sospecha es alta).

Síguenos también en: