Cirugía Vascular y Endovascular

Enfermedad coronaria y aneurisma aórtico abdominal asintomático. Estudio clínico de 100 casos operados

Francisco Valdés: Cirugía Vascular

Julio Urrutia: Cirugía Vascular

Albrecht Krämer: Cirugía Vascular

Renato Mertens: Cirugía Vascular

Bernardita Garayar: Cirugía Vascular

Alejandro Fajuri: Cirugía Vascular

Servicios de Cirugía y Cardiología (º), Hospital Clínico y Facultad de Medicina.
Pontificia Universidad Católica de Chile.

La enfermedad coronaria (EC) es la principal causa de morbimortalidad en pacientes sometidos a cirugía vascular.

Objetivo:

Establecer la incidencia de EC y sus complicaciones, en pacientes sometidos a resección de aneurisma aórtico abdominal asintomático (AAA).

Método:

Revisamos retrospectivamente la historia y evolución alejada de 100 casos de AAA, operados en forma consecutiva desde que iniciamos esta cirugía bajo anestesia regional en 1984. Se consignaron los antecedentes de angor, infarto (IM) o cirugía coronaria. Igualmente tabulamos los hallazgos del ECG y de la coronariografia, las complicaciones operatorias y causa de muerte precoz o alejada, contactando personalmente al paciente, sus familiares o médico tratante. La sobrevida a 5 años fue comparada con la observada en población chilena de igual sexo y edad (CELADE).

Resultados:

La relación hombre/mujer fue 9:1, con edad x = 69,7 años y diámetro del AAA x = 6.91 cm. El 24% era > 75 años, 64% hipertenso, 69% fumador, 34% tenía hiperlipemia y 6% diabetes. Clínicamente 28 pacientes tenían EC y 7 ya habían sido sometidos a cirugía coronaria. Por sus antecedentes clínicos, en 11 se efectuó coronariografía pre operatoria, la que reveló lesiones críticas en 5, los que requirieron cirugía coronaria simultánea (2) o pre-reparación del AAA (3). En los 6 restantes, la coronariografía no mostró lesiones severas, tolerando la cirugía vascular sin incidentes isquémicos coronarios.

En 6 pacientes anginosos crónicos estables y 11 con historia de IM se reparó el AAA sin coronariografía previa. A este subgrupo pertenece el único caso fallecido de la serie (1% mortalidad operatoria), a causa de IM. Durante el seguimiento 9 pacientes han desarrollado evidencias clínicas de EC, 4 de ellos con IM, que causó la muerte a 3; ninguno de los 4 tenía coronariografía al operarse su AAA. Otros 11 pacientes han fallecido, por cáncer (3), AVE (2), patología gastrointestinal(3) y miscelánea (3). (promedio de sobrevida de los fallecidos=43.11 meses) La sobrevida actuarial a 5 años no se diferenció de la observada en nuestra población control.

Conclusiones:

Esta serie confirma la alta incidencia de EC (35%) en pacientes portadores de AAA. El estudio de la EC y la revascularización miocárdica selectiva, previa o simultánea a la reparación del AAA, deben contribuir a una menor mortalidad operatoria y alejada. La EC debe ser investigada en el postoperatorio alejado ya que su manifestación clínica se acompaña de una elevada mortalidad (3/9). El impacto de la revascularización coronaria en la sobrevida alejada de éstos casos requiere aún mayor estudio.

Síguenos también en: