Dra. Salesa Barja presidirá rama de nutrición de la Sociedad Chilena de Pediatría

La académica de la Escuela de Medicina UC liderará, junto a la doctora María Luisa Cordero como secretaria, el trabajo de una de las 23 ramas de esta sociedad científica, dedicada a resguardar el desarrollo y la salud del individuo desde su nacimiento a la adolescencia.

La nutrición pediátrica es una subespecialidad que comenzó a impartirse de modo formal recién en 2015 en el país, pero hay profesionales que desde hace años pavimentan el camino a su desarrollo. Dos figuras que han dedicado sus carreras a esta disciplina son la Dra. Salesa Barja, subdirectora docente del Hospital Josefina Martínez y la Dra. María Luisa Cordero, jefa de la unidad de Nutrición en el Hospital Sótero del Río. 

Pediatras, fueron compañeras en la Facultad de Medicina, trabajaron en la Corporación para la Nutrición Infantil (CONIN) y en un programa de medicina familiar de la Fundación Kellogg cuando recién empezaban a ejercer.  Estudiaron posteriormente el magíster de Nutrición Infantil y hoy se embarcan juntas en un nuevo desafío: conformar la directiva de la rama de nutrición de la Sociedad Chilena de Pediatría (SOCHIPE) durante 2018 y 2019. “Somos amigas y trabajamos muy bien en conjunto”, señalan.

La SOCHIPE fue fundada en 1922 y tiene, entre sus principales objetivos, contribuir a elevar el nivel científico y técnico de los profesionales vinculados a la nutrición en el país, asesorar a los organismos nacionales con responsabilidad en el área y divulgar los conocimientos y avances relacionados. En sintonía con esto, las pediatras trabajarán por mantener vivo el legado de quienes las precedieron. Buscan instalar capacidades para que las generaciones venideras avancen científicamente cuando ellas ya no estén, en un área que constituye el principal problema epidemiológico actual en la niñez: los trastornos nutricionales.

“La vocación de servicio público va muy ligada también a una vocación de docencia, de profesionalismo y de hacerse cargo de la responsabilidad que uno tiene como médico frente a la comunidad”, explica la Dra. Barja sobre los motivos que las llevaron a asumir este cargo, que es ad honorem.  “Queremos estar actualizados, hacer las cosas bien, enseñar y difundir para que otros también puedan aprender. Porque cuando uno tiene la oportunidad de pertenecer a una universidad de excelencia y a un hospital docente con gran variedad de pacientes, existe la responsabilidad de compartir la experiencia y conocimiento que se generan al ejercer y estudiar”, dice.

“Queremos que las cosas vayan mejorando en nuestra área. Que cualquier paciente que necesite apoyo, independiente de donde venga, sea manejado lo mejor posible. De alguna manera, hemos ido avanzando en esta área que nos apasiona, que es tan transversal y es vital e importante en muchas patologías”, cuenta la Dra. María Luisa Cordero. 

Entre las tareas de la rama, conformada por cerca de 45 miembros, están el colaborar con la formación de nuevos especialistas, a través de una beca para cursar la subespecialidad. También, fomentar la investigación mediante fondos propios, preparar las jornadas anuales, participar del congreso de pediatría, y organizar reuniones mensuales, entre otros. Como sello de su administración, Salesa Barja y María Luisa Cordero quieren incentivar la participación de los miembros en la elección de los temas de los encuentros, de modo que estén en sintonía con los intereses y necesidades de todos los centros médicos, hospitales, clínicas y universidades participantes.

Los principales desafíos que se han planteado para su gestión tienen que ver con fortalecer la red de profesionales dedicados a la nutrición pediátrica a lo largo de Chile. Es decir, integrar y apoyar a quienes ejercen en solitario en regiones. Así, seguirán aportando a la resolución de casos clínicos complejos. Y también potenciaran el área comunicacional de la rama, el desarrollo de su sitio web. “Asumimos esta responsabilidad a pesar de que todos trabajamos mucho y lo hacemos también porque contamos con la ayuda de los miembros de nuestra rama”, dice María Luisa Cordero.

Información periodística:

www.uc.cl / Constanza Flores L,  Dirección de Comunicaciones UC, cmflores@uc.cl

Noticias Relacionadas

Pontificia Universidad Católica de Chile 2017
Avda. Libertador Bernando O'higgins 340, Santiago, Chile.

¿Cómo llegar?
Mesa central (56) (2) 2354 2000
Politicas de privacidad
Optimizado para: Explorer 10.0, Firefox 52.0, Chrome 58.0, Safari 8.0 o superiores.