Día Mundial del Lupus: la importancia del tratamiento y el control periódico

Desde 2004, cada 10 de mayo se conmemora el Día Mundial del Lupus con la finalidad de difundir y promover el cuidado a través de la consulta, el tratamiento y las medidas preventivas de esta enfermedad autoinmune que puede poner incluso en riesgo la vida del paciente.

El lupus es un trastorno crónico en donde el sistema inmune ataca los tejidos del propio organismo pudiendo ocasionar gran morbilidad y mortalidad. Si bien se desconoce su causa, lo elemental es mantenerlo controlado para que quienes lo padezcan puedan continuar con su vida completamente normal.

La Dra. Alejandra Herrera, miembro del Departamento de Inmunología y Reumatología de la Escuela de Medicina UC, explicó que el sistema inmune protege al organismo contra infecciones y sustancias ajenas. Pero, en personas con lupus, el sistema inmune está alterado y ataca células y tejidos propios como si fueran extraños, pudiendo causar daño en la piel, articulaciones, riñones, cerebro, corazón, pulmones y/o vasos sanguíneos.

“El tratamiento está basado en las necesidades específicas de cada paciente, por eso la evaluación y supervisión periódica son esenciales para asegurar un diagnóstico y control adecuado. Lo importante del Lupus es disminuir los daños producidos por la misma enfermedad, prevenir efectos adversos al tratamiento y alcanzar la remisión de la enfermedad”, agregó la doctora.

Como su causa es desconocida, no se puede prevenir. Sin embargo sí hay recomendaciones para evitar crisis o recaídas: evitar la exposición al sol, cuidarse  de las infecciones y llevar una vida sana en base a una buena alimentación y ejercicio físico. “A esto se deben agregar fármacos inmunomoduladores e inmunosupresores que en conjunto ordenan el sistema inmune para que no siga produciendo daño al organismo”, aseguró la Dra. Herrera.

Si bien el Lupus no tiene cura, sí alcanza niveles de estabilidad y control que permiten a quienes tengan la enfermedad puedan seguir con su vida tal como la llevaban antes, y para esto es crucial la detección y tratamiento precoz, ya que son factores que aumentan la supervivencia y calidad de vida de los pacientes.

Noticias Relacionadas

Pontificia Universidad Católica de Chile 2017
Avda. Libertador Bernando O'higgins 340, Santiago, Chile.

¿Cómo llegar?
Mesa central (56) (2) 2354 2000
Politicas de privacidad
Optimizado para: Explorer 10.0, Firefox 52.0, Chrome 58.0, Safari 8.0 o superiores.