Neurología

La neurología es la rama de la medicina que se ocupa del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y trastornos que afectan al sistema nervioso.

El neurólogo diagnostica y trata los trastornos del cerebro, de la médula espinal, de los nervios, de los músculos y del dolor. También se ocupa de las complicaciones en el sistema nervioso de otras muchas enfermedades como la hipertensión arterial, la diabetes, algunos traumatismos, los tumores, entre otras.

Los trastornos que con mayor frecuencia estudia el neurólogo son: la migraña, la enfermedad de Parkinson, la epilepsia, las neuralgias, la esclerosis múltiple, los accidentes circulatorios del cerebro, los problemas de debilidad muscular, el insomnio, la pérdida de memoria, y problemas asociados con el estrés.

El Departamento

A comienzos de los años 70 se inicia la docencia de Neurología una cátedra propia de la Institución, bajo la responsabilidad del doctor Jaime Court. Las actividades académicas y asistenciales se desarrollaron inicialmente en el Hospital Dr. Sótero del Río, adicionándose en los años 80 el Hospital Clínico de la Universidad Católica y el Centro de Diagnóstico de San Joaquín.

En los últimos años, progresivamente se han ido estructurando programas docente asistenciales en las áreas de epilepsia, trastornos de sueño, trastornos de la memoria, enfermedades neuromusculares, enfermedades cerebro vasculares y neurooncológicas. Estas actividades se desarrollan en los centros mencionados a los cuales se han incorporado los Centro Médicos San Jorge, Alcántara y San Carlos de Apoquindo. 

Adicionalmente, el actual Departamento de Neurología cuenta con laboratorios propios muy bien implementados en los campos de la electroencefalografía, electromiografía y polisomnografía. En los últimos años, se ha formado en el Departamento un laboratorio de investigación neurobiológica con un académico de tiempo completo. 

La mayor parte de los académicos tienen formación complementaria completa en centros extranjeros del más alto nivel. Especial capacitación han adquirido académicos en las áreas Neuromuscular, Epilepsia, Trastornos del Sueño, Neurooncología, Neurointensivo y Neurociencias. El Departamento de Neurología imparte la enseñanza de la especialidad a nivel de pregrado y posgrado. Ha contribuido a la formación de especialistas nacionales e internacionales en un número mayor de un centenar. Esto último se realiza a través de un programa de residencia de Neurología, becas en sub especialidades y estadías de perfeccionamiento.

Equipo

Dr. Ricardo Fadic R.

Dr. Ricardo Fadic R.


Jefe Departamento Neurología

Jefe Laboratorio Neurología

Profesor Asociado

Dra. Carolina Aguirre M.

Dra. Carolina Aguirre M.


Instructor Adjunto

Dra. Claudia Cárcamo R.

Dra. Claudia Cárcamo R.


Profesor Asistente Adjunto

Dr. Juan Carlos Casar L.

Dr. Juan Carlos Casar L.


Profesor Asistente Asociado

Dr. Jaime Godoy F.

Dr. Jaime Godoy F.


Vicedecano Académico Facultad de Medicina

Profesor Titular

Dr. Carlos Juri C.

Dr. Carlos Juri C.


Profesor Asistente

Dr. Patricio Mellado T.

Dr. Patricio Mellado T.


Profesor Asociado

Jefe Programa Neurología

Dr. Raúl Valenzuela M.

Dr. Raúl Valenzuela M.


Profesor Asociado

Dra. Rommy von Bernhardi M.

Dra. Rommy von Bernhardi M.


Profesor Titular

Jefe Laboratorio Neurociencia

Miembro Comité de Etica SONEPSYN

Docencia

El Departamento de Neurología otorga ya por varias décadas un curso de neurología a alumnos de pregrado de la Escuela de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile, consistente en clases expositivas, seminarios y pasos prácticos. Imparte también docencia de posgrado, otorgado el título de Especialista en Neurología, en un programa que es anualmente completado por 2 a 4 alumnos.

Adicionalmente, se entrega adiestramiento estructurado a neurólogos, previamente formados, conducente a la adquisición de diversas sub especialidades. A toda esta actividad académica contribuyen significativamente las múltiples reuniones semanales de neurología general, de sub especialidades y de visitas tutoriales a pacientes hospitalizados y ambulatorios.

Pregrado

1.- Capítulo de Neurología -Neurocirugía, Curso Integrado de Clínicas Médico – Quirúrgicas (MEC-246 G/H).
2.- Curso Integrado de Clínicas Médico – Quirúrgicas. (MEC231-A).
3.- Curso de Fisiopatología General y de Sistemas (MEB203-B).
4.- Doctorado en Ciencias Médicas, Curso Mecanismos Biológicos de la Patología del Sistema Nervioso Central.
5.- Internado Optativo en Neurología (MEC 7010 C-D).

Postgrado

1.- Residencia de Neurología: su duración es de 3 años y conduce al título de especialista, otorgado por la Pontificia Universidad Católica de Chile. Su propósito central es formar un neurólogo de adultos mediante una progresiva capacitación teórica y práctica, obtenida mediante la integración del alumno a un equipo docente-asistencial del que llegará a ser parte importante. Contempla además formación en otras áreas clínicas relacionadas con el ejercicio de la neurología como psiquiatría, neurocirugía y neuropediatría.

2.- Estadía de Perfeccionamiento en EEG y Epilepsia: su duración es de un año y su objetivo es formar a un neurólogo sub especialista en Epilepsia, con alta capacidad de resolución clínica en los diferentes niveles de complejidad de esta enfermedad, haciendo uso de sólidas bases fisiopatológicas, semiológicas, neurofisiológicas, neuroimageneológicas y farmacológicas.

 

 

Educación Continua

Investigación

El Departamento de Neurología realiza en forma continua investigación clínica en todos los campos de la especialidad. En particular, han sido especialmente activas las áreas de Cerebrovascular, Neurointensivo, Neuromuscular, Neurooncología, Epilepsia y Trastornos del Sueño. Estas actividades han conducido a la publicación de innumerables artículos en revistas, capítulos de libros nacionales e internacionales y presentaciones en congresos tanto en el país como en el extranjero. Con este objeto, han contribuído instituciones auspiciadoras del país y del extranjero como FONDECYT, varias fundaciones, compañías farmacéuticas y donaciones de individuos y de empresas.

Publicaciones Internacionales

Dr. Fadic
2016 Tassorelli C, Jensen R, Allena M, De Icco R,   Katsarava Z, Miguel Lainez J, Leston JA, Fadic R, Spadafora S, Pagani M, Nappi G; COMOESTAS Consortium The added value of an electronic monitoring and alerting system in the management of medication-overuse headache: A controlled multicentre study Cephalalgia. 2016 Jul 20. pii: 0333102416660549.
2015 Find NL, Terlizzi R, Munksgaard SB, Bendtsen L, Tassorelli C, Nappi G, Katsarava Z, Lainez M, Goicochea MT, Shand B, Fadic R, Spadafora S, Pagani M, Jensen R; COMOESTAS Consortium Medication overuse headache in Europe and Latin America: general demographic and clinical characteristics, referral pathways and national distribution of painkillers in a descriptive, multinational, multicenter study. J Headache Pain. 2015;17:20
Shand B, Goicochea MT, Valenzuela R, Fadic R, Jensen R, Tassorelli C, Nappi G; the COMOESTAS CONSORTIUM.Clinical and Demographical Characteristics of Patients with Medication Overuse Headache in Argentina and Chile: Analysis of the Latin American Section of COMOESTAS Project. J Headache Pain 16:83
2014 Cabrera D, Gutiérrez J, Cabello-Verrugio C, Morales MG, Mezzano S, Fadic R, Casar JC, Hancke JL, Brandan E. Andrographolide attenuates skeletal muscle dystrophy in mdx mice and increases efficiency of cell therapy by reducing fibrosis Skeletal Muscle 4:6
Tassorelli C , Jensen R , Allena M , De Icco R, Sances G, Katsarava Z, Lainez M, Leston J, Fadic R, Spadafora S, Pagani M, Nappi G; the COMOESTAS Consortium. consensus protocol for the management of medication-overuse headache: Evaluation in a multicentric, multinational study Cephalalgia. 34:645-655
Bendtsen L, Munksgaard S, Tassorelli C, Nappi G, Katsarava Z, Lainez M, Leston J, Fadic R, Spadafora S, Stoppini A, Jensen R; COMOESTAS C, anxiety and depression associated with medication-overuse headache can be considerably reduced by detoxification and prophylactic treatment. Results from a multicentre, multinational study (COMOESTAS project) Cephalalgia 34:426-33
2013 J Idiaquez, R Fadic, R Verdugo, JF Idiaquez, V Iodice, DA Low, CJ Mathias, R Lombardi, G Lauria. Pure autonomic failure with cold induced sweating. Autonomic Neurocience 176:98
M Allena, C Tassorelli, R De Icco, R Jensen, Z Katsarava, MJA Lainez, J Leston, R Fadic, S Spadafora, M Pagani, G Nappi. Influence of the Type of Primary Headache on the Outcome of Medication Overuse Headache Following Detoxification.Cephalalgia 33:975
 2012 Urrutia J, Fadic R. Cervical disc herniation producing acute Brown-Sequard syndrome: dynamic changes documented by intraoperative neuromonitoring. Eur Spine J 21:418
 2011 Soler B, Fadic R, von Bernhardi R. Stem cells therapy in amyotrophic lateral sclerosis treatment. A critical view. Rev Neurol 52:426-434
Transient orthostatic hypertension after partial cerebellar resection. Idiaquez J, Fadic R, Mathias CJ. Clin Auton Res. 21:57-9.
Dr. Godoy
2015 “Non epileptic transients along life” Teaching Course, World Congress of Neurology, Santiago, Octubre de 2015
Reinaldo Uribe-San-Martin, Ethel Ciampi, Balduin Lawson-Peralta, Keryma Acevedo-Gallinato, Gonzalo Torrealba-Marchant, Manuel Campos-Puebla, Jaime Godoy-Fernández Gelastic epilepsy: Beyond hypothalamic hamartomas Epilepsy & Behavior Case Reports, Volume 4, 2015, Pages 70-73
2014 Lüders H. Godoy J. et al. Different types of alteration and loss of consciousness in epilepsy. Epilepsia 2014; 55: 1140–1144
Santin J, Mery V, Elso MJ, Retamal E, Torres C, Ivelic J, Godoy J. Sleep-related eating disorder: a descriptive study in Chilean patients. Sleep Med.15 (2):163-7.
Uribe-San-Martín R, Ciampi-Díaz E, Suarez-Hernández F, Vásquez-Torres M, Godoy-Fernández J, Cárcamo-Rodríguez C. Prevalence of epilepsy in a cohort of patients with multiple sclerosis. Seizure. 23(1):81-3.
2013 Cardoso I, Acevedo K, Hernández M, Santin J, Moya P, Godoy J, Castillo A, Soto P, Mesa T. Status Epiléptico refractario en niños. Rev Neurol. 56(8):401-8.
Uribe-San Martín R, Venegas Francke P, López Illanes F, Jones Gazmuri A, Salazar Rivera J, Godoy Fernández J, Santín Martínez J, Juri C. Plasma urate in REM sleep behavior disorder. Mov Disord. 28(8):1150-1.
Dr. Juri
2015 Juri C, Chana P, Kramer V, Pruzzo R, Amaral H, Riss PJ, Rösch F. Imaging Nigrostriatal Dopaminergic Deficit in Holmes Tremor with 18F-PR04.MZ-PET/CT.Clin Nucl Med. 2015 Sep;40(9):740-1. doi: 10.1097/
Molinet-Dronda F, Gago B, Quiroga-Varela A, Juri C, Collantes M, Delgado M, Prieto E, Ecay M, Iglesias E, Marín C, Peñuelas I, Obeso JA.Monoaminergic PET imaging and histopathological correlation in unilateral and bilateral 6-hydroxydopamine lesioned rat models of Parkinson’s disease: a longitudinal in-vivo study. Neurobiol Dis. 2015.77:165-72. doi: 10.1016/j.nbd.2015.01.007.
2014 Chaná-Cuevas P, Díaz V, Juri C.[Parkinson disease mortality rates in Chile: an under-reported condition].Rev Med Chil. 2014 Mar;142(3):403-4
2013 Uribe-San Martín R, Venegas Francke P, López Illanes F, Jones Gazmuri A, Salazar Rivera J, Godoy Ferńndez J, Santín Martínez J, Juri C. Plasma urate in REM sleep behavior disorder. Mov Disord. 2013 Jul;28(8):1150-1
Chaná C P, Jiménez C M, Díaz T V, Juri C. [Parkinson disease mortality rates in Chile]. Rev Med Chil. 2013 Mar;141(3):327-31. doi: 10.4067
2012 Blesa J, Pifl C, Sánchez-González MA, Juri C, García-Cabezas MA, Adánez R, Iglesias E, Collantes M, Peñuelas I, Sánchez-Hernández JJ, Rodríguez-Oroz MC, Avendaño C, Hornykiewicz O, Cavada C, Obeso JA. The nigrostriatal system in the presymptomatic and symptomatic stages in the MPTP monkey model: a PET, histological and biochemical study. Neurobiol Dis. 2012 Oct;48(1):79-91. doi: 10.1016/j.nbd.2
2011 Prieto E, Collantes M, Delgado M, Juri C, Garcia-Garcia L, Molinet F, Gago B, Marti-Clement J, Obeso J, Penuelas I.Statistical parametric maps of (18)F-FDG PET and 3-D autoradiography in the rat brain: a cross-validation study. Eur J Nucl Med Mol Imaging. 2011; 38:2228-2237.
Blesa J, Juri C, Garcia-Cabezas MÃ, Adanez R, Sanchez-González MÃ, Cavada C, Obeso JA. Inter-hemispheric asymmetry of nigrostriatal dopaminergic lesion: a possible compensatory mechanism in Parkinson’s disease. Front Syst Neurosci. 2011;5:92
Dr. Miranda
2014 Brazzelli M, Chappell FM, Miranda H, Shuler K, Dennis M, Sandercock PA et al. Diffusion-weighted imaging and diagnosis of transient ischemic attack. Ann Neurol. 2014;75:67-76.
Wardlaw J, Brazzelli M, Miranda H, Chappell F, McNamee P, Scotland G, Quayyum Z, Martin D, Shuler K, Sandercock P, Dennis M. An assessment of the cost-effectiveness of magnetic resonance including diffusion-weighted imaging, in patients with transient ischaemic attack and minor stroke: a systematic review, meta-analysis and economic evaluation. Health Technol Assess. 2014;18(27):1-368.
Dr. Orellana
2016 Orellana JA*.Physiological functions of glial cell hemichannels. Adv Exp Med Biol. En prensa. 2016
Orellana JA, Retamal MA, Moraga-Amaro R, Stehberg J. Role of Astroglial Hemichannels and Pannexons in Memory and Neurodegenerative Diseases.Front Integr Neurosci. 2016 Jul 20;10:26.
Gajardo-Gómez R, Labra VC, Orellana JA*. Connexins and Pannexins: New insights into microglial functions and dysfunctions. Frontiers in Molecular Neurosciences. 2016. En prensa.
Gajardo-Gómez R, Labra VC, Maturana CJ, Shoji KF, Santibañez CA, Sáez JC, Giuame C, Orellana JA*. Cannabinoids prevent the amyloid β-induced activation of astroglial hemichannels: a neuroprotective mechanism. Glia. En Prensa.
2015 Montero TD, Orellana JA*. Hemichannels: New pathways for gliotransmitter release. Neuroscience. 2015. 286C:45-59.
Orellana JA*, Moraga-Amaro R, Díaz-Galarce R, Rojas S, Maturana CJ, Stehberg J, Sáez JC. Restraint stress increases hemichannel activity in hippocampal glial cells and neurons. Front Cell Neurosci. 2015.9:102.
Avendaño BC, Montero TD, Chávez CE, von Bernhardi R, Orellana JA*. Prenatal exposure to inflammatory conditions increases Cx43 and Panx1 unopposed channel opening and activation of astrocytes in the offspring effect on neuronal survival. Glia. 2015. 63:2058-2072
Editorial: Single membrane channels formed by connexins or pannexins: focus on the nervous system. Orellana JA*. Front Cell Neurosci. 2015 Oct 15;9:402.
del Rio R. Quintanilla R, Orellana JA and Retamal MA. Neuron-glia crosstalk in the autonomic nervous system and its possible role in the progression of metabolic syndrome: A new hypothesis. Front. Physiol. 2015. In press
2014 Orellana JA, Sáez JC, Bennett MV, Berman JW, Morgello S, Eugenin EA. HIV increases the release of dickkopf-1 protein from human astrocytes by a Cx43 hemichannel-dependent mechanism. J Neurochem. 2014. 128(5):752-63
Orellana JA*, Avendaño BC and Montero TD. Role of Connexins and Pannexins in Ischemic Stroke. Curr. Med. Chem. 2014; 21(19):2165-82
Orellana JA, Stehberg J. Hemichannels: new roles in astroglial function. Front Physiol. 2014. 17;5:193.
Yesilaltay A, Dokshin GA, Busso D, Wang L, Galiani D, Chavarria T, Vasile E, Quilaqueo L, Orellana JA, Walzer D, Shalgi R, Dekel N, Albertini DF, Rigotti A, Page DC, Krieger M. Excess cholesterol induces mouse egg activation and may cause female infertility. Proc Natl Acad Sci U S A. 2014. 111(46):E4972-80
Orellana JA*, Busso D, Ramírez G, Campos M, Rigotti A, Eugenín J and von Bernhardi R. Prenatal nicotine exposure enhances Cx43 and Panx1 unopposed channel activity in brain cells of adult offspring mice fed a high-fat/cholesterol diet. 2014. 8:403
2013 Orellana JA, Velasquez S, Williams DW, Sáez JC, Berman JW, Eugenin EA. Pannexin1 hemichannels are critical for HIV infection of human primary CD4+ T lymphocytes. J Leukoc Biol. 2013. 94(3):399-407. (Citations:18)
Sáez PJ, Orellana JA, Vega-Riveros N, Figueroa VA, Hernández DE, Castro JF, Klein AD, Jiang JX, Zanlungo S, Sáez JC. Disruption in connexin-based communication is associated with intracellular Ca²⁺ signal alterations in astrocytes from Niemann-Pick type C mice. PLoS One. 2013. 8(8):e71361
Orellana JA*, Montero TD, von Bernhardi R. Astrocytes inhibit nitric oxide-dependent Ca(2+) dynamics in activated microglia: Involvement of ATP released via pannexin 1 channels. Glia. 2013. 61(12):2023-37
Orellana JA*, Martinez AD, Retamal MA. Gap junction channels and hemichannels in the CNS: Regulation by signaling molecules. Neuropharmacology. 2013. 75:567-82
2012 Orellana JA*, Sáez PJ, Cortés-Campos C, Elizondo RJ, Shoji KF, Contreras-Duarte S, Figueroa V, Velarde V, Jiang JX, Nualart F, Sáez JC and García MA. Glucose Increases Intracellular Free Ca2+ in Tanycytes via ATP Released Through Connexin 43 hemichannels. Glia. 2012. 60(1):53-68.
Koulakoff N, Mei X, Orellana JA, Sáez JC and Giaume C. Glial connexin expression and function in the context of Alzheimer’s disease. Biochim Biophys Acta. 2012. 1818(8):2048-57.
Orellana JA*, Sánchez HA, Schalper KA, Figueroa V and Sáez JC. Intercellular calcium signaling through connexin-based channels. Adv Exp Med Biol. 2012. 2012; 740:777-94
Orellana JA*, von Bernhardi R, Giaume C and Sáez JC. Glial hemichannels and their involvement in aging and neurodegenerative diaseases. Rev Neuroscience. 2012. 23(2):163-77.
Eugenin EA, Basilio D, Sáez JC, Orellana JA, Raine CS, Bukauskas F, Bennett MV, Berman JW. The role of gap junction channels during physiologic and pathologic conditions of the human central nervous system. J Neuroimmune Pharmacol. 2012. 7(3):499-518
Herrera-Molina R, Flores B, Orellana JA, von Bernhardi R. Modulation of interferon-γ-induced glial cell activation by transforming growth factor β1: A role for STAT1 and MAPK pathways. J Neurochem. 2012. 123(1):113-23
Stehberg J, Moraga-Amaro R, Salazar C, Becerra A, Echeverría C, Orellana JA, Bultynck G, Ponsaerts R, Leybaert L, Simon F, Sáez JC, Retamal MA. Release of gliotransmitters through astroglial connexin 43 hemichannels is necessary for fear memory consolidation in the basolateral amygdala. FASEB J. 2012. 26(9):3649-57.
Bennett MV, Garré JM, Orellana JA, Bukauskas FF, Nedergaard M, Sáez JC. Connexin and pannexin hemichannels in inflammatory responses of glia and neurons. Brain Res. 2012. 1487:3-15
Quintanilla RA, Orellana JA, von Bernhardi R. Understanding Risk Factors for Alzheimer’s Disease: Interplay of Neuroinflammation, Connexin-based Communication and Oxidative Stress. Arch Med Res. 2012. 43:632-44.
2011 Orellana JA, Shoji KF, Abudara V, Ezan P, Amigou E, Saez PJ, Jiang JX, Naus CC, Saez JC and Giaume. Amyloid beta-induced Death In Cultured Neurons Involves Glial and Neuronal Hemichannels. J Neurosci. 2011, 31(13):4962-4977.
Orellana JA, Figueroa XF, Sanchez HA, Contreras-Duarte S, Velarde V and Saez JC. Hemichannels in the neurovascular unit and white matter under normal and inflamed conditions. CNS Neurol Disord Drug Targets. 2011, 10(3):404-414.
Orellana JA, Froger N, Ezan P, Jiang JX, Bennett MVL, Naus CC, Giaume C and Saez JC. ATP and glutamate released via astroglial connexin43 hemichannels mediate neuronal death through activation of pannexin 1 hemichannels. J Neurochem. 2011. 118(5):826-40
Orellana JA, Diaz E, Schalper KA, Vargas AA, Bennett MV and Saez JC. Cation permeation through connexin 43 hemichannels is cooperative, competitive and saturable with parameters depending on the permeant species. Biochem Biophys Res Commun. 2011, 17;409(4):603-9
Dra. Santin
2014 Santin J., Mery V., Elso M.J., Retamal E., Torres C., Ivelic, J., Godoy J. Sleep-related eating disorder: a descriptive study in Chilean patients. Sleep Medicine 15 (2):163–167
Neurobehavioral and autonomic alterations in adults with obstructive sleep apnea. Idiaquez J, Santos I, Santin J, Del Rio R, Iturriaga R. Sleep Med. 2014 Nov;15(11):1319-23.
Dra. Shand
2015 Clinical and Demographical Characteristics of Patients with Medication Overuse Headache in Argentina and Chile: Analysis of the Latin American Section of COMOESTAS Project. Shand B, Goicochea MT, Valenzuela R, Fadic R, Jensen R, Tassorelli C, Nappi G; COMOESTAS CONSORTIUM.J Headache Pain. 2015;16:83. doi: 10.1186/s10194-015-0561-1. Epub 2015 Sep 18.
2014 A consensus protocol for the management of medication-overuse headache: Evaluation in a multicentric, multinational study. Tassorelli C, Jensen R, Allena M, De Icco R, Sances G, Katsarava Z, Lainez M, Leston J, Fadic R, Spadafora S, Pagani M, Nappi G; the COMOESTAS Consortium. Cephalalgia. 2014 Feb 20;34(9):645-655. [Epub ahead of print] PMID: 24558185
Neuronas espejo y simpatia en Adam Smith: comparación de dos perspectivas sobre la empatia, frente al reduccionismo científico. Shand, B. Rev. Colomb. Filos. Cienc. 14.29 (2014): 95-112
Disability, anxiety and depression associated with medication-overuse headache can be considerably reduced by detoxification and prophylactic treatment. Results from a multicentre, multinational study (COMOESTAS project). Bendtsen L, Munksgaard S, Tassorelli C, Nappi G, Katsarava Z, Lainez M, Leston J, Fadic R, Spadafora S, Stoppini A, Jensen R; COMOESTAS Consortium. Cephalalgia. 2014 May;34(6)
2013 Survey on moral judgment criteria among medical students]. Bedregal P, Leon T, Shand B, Mosso L. Rev Med Chil. 2013 Jun;141(6):704-9. doi: 10.4067/S0034-98872013000600003. Spanish.
2012 Del Río MI, Shand B, Bonati P, Palma A, Maldonado A, Taboada P, Nervi Hydration and nutrition at the end of life: a systematic review of emotional impact, perceptions, and decision-making among patients, family, and health care staff. F.Psychooncology. 2011 Dec 8. doi: 10.1002/pon.2099. [Epub ahead of print]
Dr. Tapia
2015 Jacova C, Pearce L, Roldan A, Arauz A, Tapia J, et al. Cognitive performance following lacunar stroke in Spanish-speaking patients: results from the SPS3 tial. International Journal of Stroke 2015;10:519-528.
2014 Elkind M, Luna J, McClure L, Zhang Y, Coffey S, Tapia J, White C, Benavente O. C-Reactive Protein as a Prognostic Marker After Lacunar Stroke: Level of Inflammatory Markers in the treatment of Stroke Study. Stroke 2014; 45: 707-716.
2013 The SPS3 Study Group Blood-pressure targets in patients with recent lacunar stroke: the SPS3 randomised trial. Lancet 2013;382: 507-515.
2012 The SPS3 Investigators Effects of Clopidogrel Added to Aspirin in Patients with Recent Lacunar Stroke. N Eng J Med 2012;367:817-825.
Dr. Uribe
2014 Uribe-San Martín R, Ciampi-Díaz E, Suarez-Hernández F, Vásquez-Torres M, Godoy-Fernández J, Cárcamo-Rodríguez C. Prevalence of epilepsy in a cohort of patients with multiple sclerosis. Seizure. 2014;23(1):81-3.
2013 Uribe-San Martín R, Venegas Francke P, López Illanes F, Jones Gazmuri A, Salazar Rivera J, Godoy Ferńandez J, Santín Martínez J, Juri C. Plasma urate in REM sleep behavior disorder. Mov Disord. 2013;28(8):1150-1.
Dra. Cárcamo
2016 Andrographis paniculata decreases fatigue in patients with relapsing-remitting multiple sclerosis: a 12-month double-blind placebo-controlled pilot study. BMC Neurology (2016) 16:77 DOI 10.1186/s12883-016-0595-2
2015 “Biological and nonbiological complex drugs for multiple sclerosis in Latin America: regulations and risk management” Expert Rev. Neurother. Early online, 1-4 (2015) ISSN 1473-7175
“Use of Fingolimod in the Management of Relapsing– Remitting Multiple Sclerosis: Experience from Latin America”. Jorge Correale . Jose Flores . Juan Garcia Bonitto . Claudia Cárcamo Rodríguez . Enedina M. L. Oliveira Adv Ther (2015) 32:612–625 DOI 10.1007/s12325-015-0226-0
2014 “Prevalence of epilepsy in a cohort of patients with multiple sclerosis”. Uribe-San-Martín R, Ciampi-Díaz E, Suarez-Hernández F, Vásquez-Torres M, Godoy-Fernández J, Cárcamo-Rodríguez C. Seizure. 2014 Jan;23(1):81-3
“Systemic lupus erythematosus impairs memory cognitive tests not affected by depression.” Calderón J, Flores P, Babul M, Aguirre J, Slachevsky A, Padilla O, Scoriels L, Henríquez C, Cárcamo C, Bravo-Zehnder M, González A, Massardo L. Lupus. 2014 May 30. pii: 0961203314536247
2013 Multiple sclerosis in South America: month of birth in different latitudes does not seem to interfere with the prevalence or progression of the disease”. Fragoso YD, Adoni T, Almeida SM, Alves-Leon SV, Arruda WO, Barbagelata-Aguero F, Brooks JB, Carra A, Claudino R, Comini-Frota ER, Correa EC, Damasceno A, Damasceno BP, Díaz EC, Elliff DG, Fiore AP, Franco CM, Giacomo MC, Gomes S, Gonçalves MV, G
Dr. Casar
2014 Andrographolide attenuates skeletal muscle dystrophy in mdx mice and increases efficiency of cell therapy by reducing fibrosis. Skelet Muscle (2014) 4 (6)doi: 10.1186/2044-5040-4-6. Cabrera, J. Gutiérrez, C. Cabello-Verrugio, M.G. Morales, S. Mezzano, R. Fadic, J.C. Casar, J.L. Hancke, E. Brandan.
MicroRNA-486-dependent modulation of DOCK3/PTEN/AKT signaling pathways improves muscular dystrophy-associated symptoms.J Clin Invest. (2014) 124(6):2651-67. M.S. Alexander, J.C. Casar, N. Motohashi, N.M Vieira, I. Eisenberg, J.L Marshall, M.J. Gasperini, A. Lek, J.A. Myers, E.A. Estrella, P.B. Kang, F. Shapiro, F. Rahimov, G. Kawahara, J.J. Widrick, L.M. Kunkel
2013 MicroRNA-199a regulates myoblast proliferation and differentiation through WNT signaling. Cell Death and Differentiation (2013) 20(9):1194-208. M.S. Alexander, G. Kawahara, N. Motohashi, J.C. Casar, I. Eisenberg, J.A. Myers, E.A. Estrella, A.T. Kho, F. Shapiro, P.B. Kang and L.M. Kunkel
2012 Beta4-Integrin Marks Interstitial Myogenic Progenitor Cells in Adult Murine Skeletal Muscle. J Histochem & Cytochem (2012) 60: 31-44. K. Liadaki*, J.C. Casar*, McK Wessen, E.S. Luth, S. Jun, E. Gussoni, LM Kunkel.(*: first co-authors)
Identification of novel microRNAs that regulate the proliferation and differentiation in muscle side population cells. Stem Cells & Dev 21: 3031-43. N. Motohashi, M.S. Alexander, J.C. Casar, L.M. Kunkel.
2011 Regulation of DMD pathology by an Ankyrin-encoded miRNA. Skeletal Muscle (2011) 1:27. M.S. Alexander, J.C. Casar, N. Motohashi, J.A. Myers, I. Eisenberg, R.T. Gonzalez, E.A. Estrella, P.B. Kang, G. Kawahara, L.M. Kunkel.
Dra. Ciampi
2014 Prevalence of epilepsy in a cohort of patients with Multiple Sclerosis. Uribe-San-Martín R, Ciampi-Díaz E, Suarez-Hernández F, Vásquez-Torres M, Godoy-Fernández J, Cárcamo-Rodríguez C. Seizure. 2014 Jan;23(1):81-3. doi: 10.1016/j.seizure.2013.09.008
Optic Neuritis revealing Kikuchi-Fujimoto’s disease: clinical commentary. E Ciampi Multiple Sclerosis Journal, Mult Scler. 2014 Mar 5. [Epub ahead of print].
2013 Multiple sclerosis in South America: month of birth in different latitudes does not seem to interfere with the prevalence or progression of the disease. Arq Neuropsiquiatr. 2013 Sep;71(9A):573-9. doi: 10.1590/0004-282X20130098.
Dr. Valenzuela
2015 Durán,J.; Jurado, M.; Jacobelli, S.; Eymin, G.; Castiglione,E.; Valenzuela, R.; Gutiérrez, M. Pseudotumor cerebri como una manifestación excepcional de la enfermedad de Behçet: Caso clínico.Rev Méd Chile 2010 Mar; 138 (3): 334-337.
Goicochea, MT ; Shand, B; Fadic, R; Valenzuela, R; Leston JU and COMOESTAS study group “CLINICAL AND DEMOGRAPHICAL CHARACTERISTICS OF PATIENTS WITH MEDICATION OVERUSE HEADACHE IN ARGENTINA AND CHILE : analysis of Latin American section of COMOESTAS project” (Abstract)Cephalalgia 2013; Vol 33 (8)(Suppl ): 41.
Shand, B.;Goicochea, MT; Valenzuela, R.; Fadic, R.; Jensen, R; Tassorelli, C.; Nappi G; COMOESTAS CONSORTIUM.”Clinical and Demographical Characteristics of Patients with Medication Overuse Headache in Argentina and Chile: Analysis of the Latin American Section of COMOESTAS Project”. J Headache Pain. Vol 16: 83-86 ;2015
Galilea, A.; Muñoz, F.; Valenzuela, R.; Gejman, R.;Raue, M.”A chilean case of chronic lymphocytic inflammation with pontine perivascular enhancement responsive to steroids (clippers): case report” Journal of the Neurological Sciences 2015,Volume 357, Supplement 1, e77.
Dra. Rommy von Bernhardi
2016 Cornejo F, von Bernhardi R (2016) Age-dependent changes on the activation of microglia and neurodegenerative diseases. Advances in Experimental Medicine and Biology. In press.
Eugenín J, Vecchiola A, Murgas P, Arroyo P, Cornejo F, von Bernhardi R. (2016) Expression pattern of scavenger receptors and Aβ phagocytosis of astrocytes and microglia in culture are modified by acidosis: implications for Alzheimer´s disease. J Alz. Dis. DOI 10.3233/JAD-160083
von Bernhardi R, Heredia F, Salgado N, Muñoz P. (2016) Microglia function in the normal brain. Advances in Experimental Medicine and Biology. In press.
Estrada LD, Chamorro D, Yanez MJ, Gonzalez M, Leal N, von Bernhardi R, Marugan J, Ferrer M, Soto C, Zanlungo S, Inestrosa NC, and Alvarez R. Reduction of blood Amyloid-beta oligomers in Alzheimer’s transgenic mice by c-Abl kinase inhibition. J Alz. Dis. In press.
von Bernhardi R, Eugenín-von Bernhardi J, Flores B, Eugenín J. (2016) Glial cells and Integrity of the CNS. Advances in Experimental Medicine and Biology. In press.
2015 Rovegno M, Soto P, Sáez P, Sáez JC, Naus C, von Bernhardi R. (2015) Connexin43 hemichannels mediate secondary cellular damage spread from the trauma zone to distal zones in astrocyte monolayers. Glia, 63(7):1185-99. doi: 10.1002/glia.22808.
Zuo L, Hemmelgarn BT, Jouett NP, Smith ML, Eugenín J, Beltrán-Castillo S, von Bernhardi R, de Figueiredo Müller-Ribeiro FC, Ribeiro-Marins F, Fontes MA, Cysique LA, Gandevia SC, Tellez HF, Mekjavic IB, Perlitz V, Kerkhof PL, de Munck J, Moret-Bonillo V, Nieman G, Gatto LA. (2015). Commentaries on Viewpoint: The ongoing need for good physiological investigation: Obstructive sleep apnea in HIV pati
Avendaño BC, Montero TD, Chávez CE, von Bernhardi R, Orellana JA. (2015). Prenatal exposure to inflammatory conditions increases Cx43 and Panx1 unopposed channel opening and activation of astrocytes in the offspring effect on neuronal survival. Glia. 2015 Jun 19. doi: 10.1002/glia.22877.
von Bernhardi R, Eugenín-von Bernhardi L, Eugenín J. (2015) Microglial cell dysregulation in brain aging and neurodegeneration. Front. Aging Neurosci. 7:124. doi: 10.3389/fnagi.2015.00124
von Bernhardi R, Cornejo F. Parada G.E, Eugenín J. (2015) Role of TGFβ signaling in the pathogenesis of Alzheimer’s disease. Front. Cell. Neurosci. 9:426. doi: 10.3389/fncel.2015.00426
2014 Murgas P, Cornejo FA, von Bernhardi R. (2014). SR-A regulates the inflammatory activation of astrocytes. Neurotox Res. 25(1):68-80. doi:10.1007/s12640-013-9432-1.
Tichauer JE, Flores B, Soler B, Eugenín-von Bernhardi L, Ramírez G, von Bernhardi R. (2014) Age-dependent changes on TGFβ1 Smad3 pathway modify the pattern of microglial cell activation. Brain, Behav & Immunity. 37:187-96. 2013 Dec 29. pii: S0889-1591(13)00603-X. doi: 10.1016/j.bbi.2013.12.018
Quintanilla R, von Bernhardi R, Godoy JA, Inestrosa NC, Johnson GB. (2014) Phosphorylated tau potentiates Aβ-induced mitochondrial impairment in mature neurons. Neurobiol. Disease. In Press. http://dx.doi.org/10.1016/j.nbd.2014.08.016
Orellana JA, Busso D, Ramírez G, Campos M, Rigotti A, Eugenín J, von Bernhardi R. (2014) Prenatal nicotine exposure enhances Cx43 and Panx1 unopposed channel activity in brain cells of adult offspring mice fed a high-fat/cholesterol diet. Frontiers in Neuroscience. Dec 2;8:403. doi: 10.3389/fncel.2014.00403.
2013 Sáez PJ, Shoji KF, Retamal MA, Harcha PA, Ramírez G, Xiang JX, von Bernhardi R, Sáez JC. (2013) ATP is required and advances cytokine-induced gap junction formation in microglia in vitro. Mediators Inflamm. 2013;2013:216402. doi: 10.1155/2013/216402.
Cornejo F, von Bernhardi R. (2013) Role of scavenger receptors in glia-mediated neuroinflammatory response associated with alzheimer’s disease. Mediators Inflamm. 2013;2013:895651. doi: 10.1155/2013/895651.
Quintanilla R, Godoy JA, Alfaro I, Cabezas D, von Bernhardi R, Bronfman M, Inestrosa NC. (2013) Activation of PPARγ receptors by thiazolidinediones (TZDs) promotes axonal growth through JNK pathway. PLoS One. 2013 May 31;8(5):e65140. doi: 10.1371/journal.pone.0065140.
Orellana JA, Montero T, von Bernhardi R. (2013) Astrocytes inhibit nitric oxide-dependent Ca(2+) dynamics in activated microglia: Involvement of ATP released via pannexin1 channels. Glia. 61(12):2023-37. doi: 10.1002/glia.22573.
Quintanilla RA, Jin YN, von Bernhardi R, Johnson GB. (2013) Mitochondrial permeability transition pore induces mitochondrial injury in Huntington disease. Mol Neurodegener. 2013 Dec 11;8(1):45. doi: 10.1186/1750-1326-8-4
2012 Rovegno M, von Bernhardi R. Mecanismos biológicos de propagación del daño que subyacen al Traumatismo Encéfalo Craneano. Med Intensiva. 36(1):37-44. doi:10.1016/j.medin.2011.06.008
von Bernhardi R, Eugenín J. (2012) Alzheimer’s Disease: Redox Dysregulation as a Common Denominator for Diverse Pathogenic Mechanisms. Antioxidants & Redox Signaling. 16(9): 974-1031. doi:10.1089/ars.2011.4082
Murgas P, Godoy B, von Bernhardi R. (2012) Aâ potentiates inflammatory activation of glial cells induced by Scavenger receptor ligands in culture. Neurotox. Res. 22(1):69-78. DOI 10.1007/s12640-011-9306-3.
Orellana JA, von Bernhardi R, Giaume C, Sáez JC. (2012). Glial hemichannels and their involvement in neurodegenerative diseases. Rev. Neurosci. 23(2):163-77. doi: 10.1515/revneuro-2011-0065
Tichauer J, von Bernhardi R. (2012) Relevance of TGFâ Smad3 Pathway Modulation of Scavenger Receptor Expression and Microglial Cell Activation for Alzheimer disease. J Neurosci Research. 90(10):1970-80. DOI: 10.1002/jnr.23082.
Godoy B, Murgas P, Tichauer J, von Bernhardi R. (2012) Scavenger receptors class A ligands induce secretion of IL1â and exert a modulator effect on inflammatory activation of astrocyte cultures. J Neuroimmunol. 251(1-2):6-13. DOI: 10.1016/j.jneuroim.2012.06.004
Flores B, von Bernhardi R. (2012) Transforming growth factor â1 modulates amyloid â-induced glial activation through the Smad3-dependent induction of MAPK phosphatase-1. J Alzheimer Dis. 32(2):417-29. Doi: 10.3233/JAD-2012-120721
Herrera-Molina R, Flores B, Orellana JA, von Bernhardi R. (2012) Modulation of interferon-ã-induced glial cell activation by transforming growth factor â1: A role for STAT1 and MAPK pathways. J Neurochem 123(1):113-23. doi: 10.1111/j.1471-4159.2012.07887.x.
Quintanilla RA, Orellana JA, von Bernhardi R. Understanding risk factors for Alzheimer’s disease: interplay of neuroinflammation, connexin-based communication and oxidative stress. Archives of Medical Research. Accepted.
2011 Soler B, Fadic R, von Bernhardi R. Stem cells therapy in amyotrophic lateral sclerosis treatment. A critical view. (Trasplante de células troncales como terapia para la esclerosis lateral amiotrófica. Una mirada crítica) Rev. Neurologia. Rev. Neurol. 52(7): 426-434.
von Bernhardi R, Tichauer J, Eugenín-von Bernhardi L. Proliferating Culture of aged microglia for functional assays. J. Neurosci Methods. 202(1):65-9. doi:10.1016/j.jneumeth.2011.08.027
Cancino GI, Perez de Arce, Castro PU, Toledo EM, von Bernhardi R, Alvarez AR. c-Abl tyrosine kinase modulates tau pathology and Cdk5 phosphorylation in an AD model transgenic mice. Neurobiol Aging 32: 1249-1261; DOI: 10.1016/j.neurobiolaging.2009.07.007

Publicaciones Nacionales

Dr. Fadic
 2013 LR Cataldo, P Olmos, SV Smalley, A Díez, A Parada, R Gejman, R Fadic, JLSantos Heteroplasmia de la mutación del ADN mitocondrial m. 3243A> G en la diabetes y sordera de herencia materna. 141:305
Dr. Godoy
 2013 Godoy J. Desafíos actuales en la formación de residentes: ¿una deuda de SONEPSYN? (editorial) Rev. Chil. Neuropsiquiat 51 (3): 167-168
Godoy J., Uribe R. Status Epiléptico. Revista Médica CLC 24; 6:947-952
Suárez H, Felipe, Mellado T, Patricio and Godoy F, Jaime Trombosis de seno venoso secundaria a traumatismo encéfalo craneano: caso clínico. Rev. méd. Chile,2013;141 (12):1598-1601.
Dr. Juri
 2012 Avello R, Benavides O, Chana P, Cueto G, de la Cerda A, Fernandez R, Jara R, Juri C, Klapp C, Kunstmann C, Tapia J, Tirapegui J. Recommendations for the management of patients with Parkinson’s disease. National Experts’ Consensus. Revista Chilena De Neuro-Psiquiatría. 2012;50(4):255-264.
Dr. Mellado
 2013 Tevah J, Mellado F, Marìn A, Mellado P, Fava M. Trombolisis mecanica de topmbosis de arteria basilar. Rev Med Chile. 2013;141:388-91.
Uribe R, Suàrez F, Sandoval P, Mellado P. Sindrome anti Gq1b. Descripcion de cuatro pacientes y revision de la literatura. Rev Med Chile. 2013;141:1211-1215.
Suarez F, Mellado P, Godoy J. Trombosis de seno venoso secundaria a traumatismo encéfalo craneano. Rev Med Chile. 2013; 141:1598-1601.
 2012 Rovegno M, Valenzuela JL, Mellado p; Andresen M. Hipotermia prolongada en hipertension intracraneana prolongada. Rev Med Chile. 2012;140:219-24.
Dr. Sandoval
 2013 Uribe R, Suárez F, Sandoval P, Mellado P. Síndrome anti-GQ1b: Descripción de cuatro pacientes y revisión de la literatura. Rev Med Chile 2013; 141: 1211-1215.
Dra. Santin
 2013 Santin J. Sueño y epilepsia Rev. Med. Clin. Condes 2013; 24(3) 480-485]
Dra. Shand
 2014 Martinez J, Shand B. Libertad y Neurociencias: alcances de las explicaciones neurologicas de los actos humanos. Revista Dialogos, 8 (3): 34-39.
Martinez J, Shand B. Libertad y Neurociencias: alcances de las explicaciones neurologicas de los actos humanos. Revista Dialogos, 8 (3): 34-39.
Dr. Tapia
 2013 Tapia J. Charles Miller Fisher, un grande de la neurologia. Rev Med Chile 2013;141:1076-1080
Dr. Uribe
 2013 Godoy J, Uribe-San Martín R. Estado Epiléptico del Adulto. Rev.Med.Clin.Condes. 2013;24(6):947-52.
Uribe-San Martín R, Suarez F, Sandoval P, Mellado P. Síndrome anti-GQ1b: Descripción de cuatro pacientes y revisión de la literatura. Rev. méd. Chile. 2013;141(9):1211-15.
Dra. Ciampi
 2012 ¿Neurológico o Psiquiátrico? Una Historia Tortuosa. Ethel Ciampi Díaz, Isabel Elicer Coopman, Jorge González-Hernández. Revista Memoriza.com 2012; 9: 31-42.
Dra. Rommy von Bernhardi
 2014 Cornejo FA, von Bernhardi R. (2014) Class A Scavenger Receptors and their role on glial dysfunction in Alzheimer’s disease. Revista de Farmacología de Chile 7(3): 7-16
 2011 Soler B, von Bernhardi R. (2011) Stem cells transplant: Potentially useful mechanism for neurology. (Transplante de células troncales: Mecanismos de acción y sus usos potenciales en neurología) Rev. Chil Neuro-Psiquiat. 49(2):189-199.

Otras Publicaciones

Dr. Godoy
 2013 Santin J., Godoy J. APnea de sueño e Hipertensiòn arterial En Manual Clínico de de Hipertensión arterial, Jali J, Michea L, Pasalacqua W, Tagle R. Editores, 2013, pp75-78.
 2011 Godoy J Sindrome Piramidal. En Manual de Neurología. Tapia J. editor. En prensa.
Godoy J Epilepsia En Manual de Neurología. Tapia J. editor. En prensa.
Godoy J Sindrome Cerebeloso En Manual de Neurología. Tapia J. editor. En prensa
Valenzuela R. Godoy J. Sindromes Medulares. En Manual de Neurología. Tapia J. editor. En prensa
Godoy J. Kuester G “Crisis epilépticas y Epilepsia” En: Enfermedad cerebrovascular G. En Méndez J. Leyguarda R. Enfermedades cerebrovasculares isquémicas y hemorrágicas Segunda Ed. Mediterráneo 2011, Santiago de Chile, pp 388-402
Dr. Juri
 2011 Juri C, Rodriguez-Oroz M, Obeso J. Functional Organization of the Basal Ganglia: Dopaminergic and NonDopaminergic Features. In: eds C. W. Olanow, F. Stocchi and A. E. Lang,editors. Parkinson Disease: Non-Motor and Non-Dopaminergic Features. Oxford, UK.: Blackwell Publishing Ltd.; 2011. p. 56-79.
Tapia J, Godoy J, Juri C, Soza M. Enfermedades neurológicas y embarazo. In: Alfredo Pérez Sánchez y Enrique Donoso Siña,editors. Obstetricia. Santiago de Chile: Editorial Mediterráneo Ltda; 2011. p. 1131-1145.
Dr. Mellado
 2013 Sandoval P, Mellado P. Avances en el tratamiento del infarto encefálico. En: Andresen M (ed). Manual de medicina intensiva. Mediterraneo. 2013:223-36.
Mellado P. Estado epeileptico no convulsivo. En Romero C, Mellado P, Castillo L. (eds). Cuidados intensivos neurológicos (segunda edicicion). Mediterráneo. 2013: 387-92.
Mellado P. Actualizacion en trombosis de senos venosos. En: En Romero C, Mellado P, Castillo L. (eds). Cuidados intensivos neurológicos (Segunda edición). Mediterraneo. 2013: 324-34
Reccius A, Mellado P, Romero C. Manejo integral del infarto pseudotumoral del cerebelo.En: Romero C, Mellado P, Castillo L. (eds). Cuidados intensivos neurologicos (segunda edicicion). Mediterraneo. 2013: 318-23.
Mellado P, Godoy J. Monitorizacion electroencefalografica continua: nuevas luces y nuevos dilemas. En: Romero C, Mellado P, Castillo L. (eds). Cuidados intensivos neurologicos (segunda edicicion). Mediterraneo. 2013: 178-85.
Co-editor del libro Cuidados intensivos neurologicos. segunda edicion. 2013. Mediterraneo.
Dr. Miranda
 2013 Tapia J, Miranda H. Complicaciones cerebrovasculares de la cirugia cardiaca. En: Mendez J, Leiguarda R. Enfermedades Cerebrovasculares Isquemicas y Hemorragicas. Segunda edicion. Santiago. Mediterraneo, 2011:205-216
Dr. Orellana
 2011 Christian Giaume, Nicolas Froger, Juan A. Orellana, Mauricio Retamal and Juan C. Saez. ” Role of microglial activation in astroglial connexin expression and function leading to neurotoxicity”. Connexin cell communication channels: roles on the immune system and immunopathology (ed. Oviedo-Orta, Kwak and Evans). Taylor and Francis publisher. In press, 2011.
Christian Giaume, Juan A. Orellana, Veronica Abudara and Juan C. Saez. “Connexin based channels in astrocytes: how to study their properties”. Astrocytes: Methods and protocols. 1rst edition of Methods in Molecular Biology (ed. R. Milner). Humana Press Inc. In press, 2011.
Juan A. Orellana, Helmuth A. Sanchez, Kurt A. Schalper, Vania Figueroa and Juan C. Saez. “Intercellular calcium signaling through connexin-based channels”. Calcium Signaling.(ed. Shahidul Islam). Series Advances in Experimental Medicine and Biology. In press, 2011.
Dr. Sandoval
2015 Autor y coautor de los cápítulos ” Evaluación del paciente en coma” y “Encefalopatía hipóxico-isquémica” En “Medicina Intensiva. Fisiopatología y Clínica”. Editores G. Bugedo, L. Castillo y Glenn Hernandez. Editorial Mediterráneo. Santiago. Chile (en prensa) 2015.
2013 Autor de capitulo “Trombólisis en infarto isquémico: novedades y perpectivas” en “Cuidados Intensivos neurológicos, Segunda edición” Editores: Drs. Luís Castillo, Carlos Romero y Patricio Mellado. Editorial Mediterráneo. Santiago. Chile, 2013.
Dra. Santin
2013 Santin J., Godoy J. Apnea de Sueño e hipertensiòn arterial. En “Manual Clínico de de Hipertensión arterial”, Jalil J., MIchea L., Pasalacqua W y Tagle R. Editores, 2013 pp:75-77
2011 Santin J., Tapia J. Enfermedad cerebrovascular y Apnea del sueño. En Méndez J. Leyguarda R. Enfermedades cerebrovasculares isquémicas y hemorrágicas Segunda Ed. Mediterráneo 2011, Santiago de Chile
Santin J. Trastornos del sueño. En Manual de Neurología. Tapia J. editor. En prensa.
Dra. Shand
2014 En: Internal Medicine Issues in Palliative Cancer Care. Edited by David Hui and Eduardo Bruera, Oxford University Press. Coautor de: Acute Stroke Syndrome (Pedro Perez, Beatriz Shand)
En: La vida es un derecho, Centro de Bioetica PUC, Shand B. y Orellana C. Desafíos en el cuidado del paciente adulto y competente, pags 33 a 36
Dr. Tapia
2013 Tapia J. Enfermedades Cerebrovasculares, en Oyanarte M, Roman O, Corbalan R, Escobar E. Ed. Enfermedades del corazon y de los vasos Rojas Villegas.Editorial Mediterraneo,Santiago,2013,707-715.
Tapia J Daño de organo blanco Encefalo en Jalil J, Michea L, Passalaqua W, Tagle R. Manual Clinico de Hipertension Arterial. Sociedad Chilena de Hipertension
2011 Santin J, Tapia J. Enfermadad Cerebrovascular y Trastornos del Sueño. En: Enfermedades Cerebrovasculares Isquemicas y Hemorragicas.Mediterraneo, Santiago, 2011, 403-409.
Co Editor libro Enfermedades Cerebrovasculares Isquemicas y Hemorragicas 2da Edicion.Mediterraneo, Santiago 2011
Tapia J Kase C Arterias Penetrantes. En: Mendez J, Leiguarda R,Tapia J, Ameriso S. Enfermedades Cerebrovasculares Isquemicas y Hemorragicas. Mediterraneo, Santiago, 2011,288-300.
Tapia J, Kase C.Infartos Lacunares.En:Mendez J, Leiguarda R, J Tapia,Ameriso S Enfermedades Cerebrovasculares Isquemicas y Hemorragicas 2da Edicion. Mediterraneo, Santiago,2011, 301-310.
Tapia J, Miranda H.Accidentes Cerebrovasculares y Cirugia Cardiaca. En:Mendez J, Leiguarda R, Tapia J, Ameriso S. Enfermedades Cerebrovasculares Isquemicas y Hemorragicas 2 da Edicion. Mediterranea, Santiago,2011, 205-216.
Enfermedades Neurologicas y Embarazo.Tapia J, Godoy J, Juri C, Soza M. Obstetricia Perez A, Donoso E.(Ed). Editorial Mediterraneo, Santiago, 2011, 1131-1142.
Dr. Uribe
2014 Uribe-San Martín R, Mellado P, Godoy J. Capítulo “Crisis Convulsivas y Estado Epiléptico en el Paciente Crítico”. Libro en edición Medicina Intensiva: Fisiopatología y Clínica. Editores Guillermo Bugedo, Luis Castillo y Carlos Romero. Ed Mediterráneo. 2014.
Dra. Aguirre
2012 Bulnes J, Aguirre C, Juri C. Reporte de caso de Embarazo exitoso en paciente con Ataxia de Friedreich Trabajo libre en el LXVII Congreso de la Sociedad de Neurologia, Psiquiatria y Neurocirugia, diciembre 2012, Hotel Villa del Rio, Valdivia, Chile.
2011 Urrutia D, Aguirre C, Mellado P, Sandoval P. Mielinolisis centropontina extrapontina asociada a isquemia cortical, presentación de un caso y revisión de la literatura. Trabajo libre en el LXVI Congreso de la Sociedad de Neurologia, Psiquiatria y Neurocirugia, noviembre 2011, Gran Hotel Pucon, Chile.
Dra. Cárcamo
2015 Capítulo libro Marihuana. Consensos y evidencias sobre su impacto en la salud. Editorial Forja Capitulo 14. Esclerosis múltiple y cannabinoides Claudia Cárcamo Rodríguez y Andrea Schlatter Vieira pag 221
2013 Patente Provisional presentada en USA. “Andrographolide and Analogs compositions for the treatment of SPMS and PPMS”. Inventores: Claudia Carcamo, Ethel Ciampi, Rodrigo Naves, Juan Tichauer, Juan L. Hancke, R. Burgos. Innobioscience, US.
Patent Application Entitled: A method and a kit to diagnose individuals with relapsing remitting multiple sclerosis and poor prognosis Inventors: Alfonso González, Andrea Soza, Evelyn Pardo, Claudia Carcamo, Reinaldo Uribe
Dra. Ciampi
2013 Patente Provisional presentada en USA. “Andrographolide and Analogs compositions for the treatment of SPMS and PPMS”. Inventores: Claudia Cárcamo, Ethel Ciampi, Rodrigo Naves, Juan Tichauer, Juan L. Hancke, R. Burgos. Innobioscience, US.
Dra. Rommy von Bernhardi
2016 Book “Glial Cells in Health and Disease of the CNS” (2016) von Bernhardi, R Ed.) Springer International Publishing AG, Switzerland.
Book “The Plastic Brain” (2016) Eugenín J, von Bernhardi, R & Muller K (Eds.) Springer International Publishing AG, Switzerland.
2014 von Bernhardi R, Flores B, Nakanishi H. (2014) Chapter Aging in “Microglia in Health and Disease.” Tremblay, M-E, Sierra, A (Eds.) Springer. 2014, IV, 556 p. 32 illus. ISBN 978-1-4939-1428-9
2013 Rovegno M, von Bernhardi R. (2013). Mecanismos biológicos del daño secundario en el Traumatismo Encéfalo Craneano. En “Cuidados Intensivos Neurológicos, 2da edición”. Eds. Romero C., Mellado P, Castillo L. Editorial Mediterraneo. Pp. 21-30.

Epilepsia en preguntas

¿Cómo afecta la epilepsia la función reproductiva en mujeres?

  • Las mujeres con epilepsia presentan 2 a 3 veces más frecuentes problemas reproductivos e infertilidad que la población femenina general, aumentando su aparición con ciertos focos epilépticos, con el tipo de antiepiléptico utilizado, su dosis, número y refractariedad al tratamiento.
  • Las descargas focales del lóbulo temporal pueden tener una influencia directa en la secreción pulsátil de FSH y LH, alterando así la secreción de esteroides sexuales. Curiosamente, esto no ha sido observado en epilepsias generalizadas.
  • El uso de antiepilépticos inductores enzimáticos (Fenobarbital, Primidona, Fenitoína, Carbamazepina, Oxcarbazepina y en menor grado Topiramato) aumenta las globulinas que ligan hormonas sexuales (SHBG), determinando una menor concentración libre de testosterona y estradiol, posible mecanuismo que explique los cambios reproductivos mencionados.
  • Los nuevos anticonvulsivantes Lamotrigina y Levetiracetam tienen escaso o nulo impacto sobre la función endocrina; no hay datos significativos para el resto de los nuevos anticonvulsivantes
  • El uso de Ácido Valpróico se ha asociado con la ocurrencia de trastornos endocrinológicos causantes de infertilidad, principalmente síndrome de ovarios poliquísticos e hiperandrogenismo. Afortunadamente, este efecto es reversible con la descontinuación del tratamiento.

1. Herzog AG. Menstrual disorders in women with epilepsy. Neurology. 2006; 66(6 Suppl 3):S23-8.

2. Herzog AG, Klein P, Ransil BJ. Three patterns of catamenial epilepsy. Epilepsia. 1997; 38(10):1082-8.

3. Verrotti A, D’Egidio C, Mohn A, Coppola G, Parisi P, Chiarelli F. Antiepileptic drugs, sex hormones, and PCOS. Epilepsia. 2011; 52(2):199-211.

¿Cuál es el síndrome de Penélope?

Colaboración del Dr. Fabrizio Muñoz

  • Penélope (Πηυελόπεια) etimológicamente significa “trazador de husillo” del indoeuropeo PEN: tirar, girar; El: destruir y OP: trabajar, ejecutar o llevar a cabo. En la Odisea, de Homero, Penélope a la espera de Odiseo, quien acudiera a la guerra de Troya, promete casarse con alguno de sus 108 pretendientes, pero luego de terminar de tejer una mortaja fúnebre, la que tejía de día pero destejía en las noches.
  • Lo aprendido durante el día era destruido durante la noche. De esta historia nace el epónimo “síndrome de Penélope”, una encefalopatía epiléptica que se presenta en la infancia, caracterizada por diferentes tipos de crisis (clónicas unilaterales o bilaterales, tónico-clónicas, acinéticas, parciales motoras o complejas) y manifestaciones clínicas heterogéneas (regresión cognitiva, motora y alteraciones conductuales).
  • Este síndrome se asocia a un electroencefalograma típico. Durante el sueño profundo muestra actividad epileptiforme continua, con ocupaciones incluso mayores al 85% del trazado, también llamado status epiléptico del sueño lento.
  • La interrupción de funciones propias del sueño, como los procesos de neuroplasticidad, consolidación del aprendizaje y memoria explicarían al menos en parte los cambios cognitivos.
  • Su etiología aún es desconocida. En el 30-60% de los casos tienen lesiones sintomáticas que pueden predisponer a la encefalopatía. Se postula que la red neuronal córtico-talámica que normalmente mantiene un patrón oscilante, cambiaría a un patrón de descarga patológica durante el sueño.

1. Tassinari CA, Cantalupo G, Rios-Pohl L, Giustina ED, Rubboli G. Encephalopathy with status epilepticus during slow sleep: “the Penelope syndrome”. Epilepsia 2009;50 Suppl 7:4-8.

2. Veggiotti P, Pera MC, Teutonico F, Brazzo D, Balottin U, Tassinari CA. Therapy of encephalopathy with status epilepticus during sleep (ESES/CSWS syndrome): an update. Epileptic Disord. 2012;14(1):1-11.

3. Rivera D, Ríos L. Encefalopatía Epiléptica de Punta-Onda Continua durante el Sueño Lento. Revista Chilena de Epilepsia 2010; 2, 39-52.

4. Loddenkemper T, Fernández IS, Peters JM. Continuous spike and waves during sleep and electrical status epilepticus in sleep. J Clin Neurophysiol. 2011;28(2):154-64.

 

¿Qué es la parálisis de Todd?

Colaboración del Dr. Diego Gutiérrez

  • La parálisis post ictal de Todd consiste en un déficit motor que ocurre luego de una crisis focal de tipo clónica, usualmente máxima en el lado mayormente afectado por la fase convulsiva, también descrita luego de crisis generalizadas. Habitualmente es breve, durando algunos minutos, pero se ha descrito hasta 48 horas de duración. Se presenta con una frecuencia del 10% de las crisis, predominantemente después de una crisis Jacksoniana.
  • Fue descrita en 1849 por Robert Bentley Todd (1809, Dublín – Irlanda. Médico y anatomista), quien propuso la teoría eléctrica de la epilepsia.
  • Este déficit transitorio puede ser motor parcial o completo, y también asociarse a otros trastornos como afasia, parálisis de mirada conjugada, etc.
  • El valor localizatorio es alto, en más del 90% de los casos el foco epileptogénico es contralateral al déficit motor.
  • En el EEG durante el Todd puede detectarse una lentitud contralateral al déficit y en las neuroimágenes se puede encontrar edema cerebral transitorio.
  • Este fenómeno podría deberse a una hiperpolarización neuronal post-ictal, al efecto inhibitorio de péptidos endógenos liberados durante la crisis o a la isquemia cortical que resulta de un shunt arteriovenoso funcional.

1. Rolak LA, Rutecki P, Ashizawa T, Harati Y. Clinical features of Todd’s post-epileptic paralysis. J Neurol Neurosurg Psychiatry. 1992;55(1):63-4.

2. Kellinghaus C, Kotagal P. Lateralizing value of Todd’s palsy in patients with epilepsy. Neurology. 2004;62(2):289-91.

3. Zamora C, Kontzialis M. Susceptibility-weighted imaging in Todd paralysis. Neurology. 2015;85;297.

4. Yacoub H, Fenstermacher N, Castaldo J. Postictal Todd’s paralysis associated with focal cerebral hypoperfusion on magnetic resonance perfusion studies. J Vasc Interv Neurol. 2015;8(2):32-4.

5. Mathews M, Smith W, Wintermark M, Dillon W, Binder D. Local cortical hypoperfusion imaged with CT perfusion during postictal Todd’s paresis. Neurorradiology. 2008;50(5):397-401.

¿Qué son las crisis epilépticas insulares?

Colaboración de la Dra. Bernardita Soler

  • La ínsula es la porción de corteza cerebral cubierta por los opérculos frontal, parietal y temporal. Se divide por el surco insular central en una parte anterior, relacionada con el gusto y olfato, y una posterior, somatosensitiva y asociada a la audición. Está implicada en el control del ritmo cardíaco, la presión arterial y en el control de funciones viscerales motoras o sensitivas.
  • Las crisis insulares se producen la mayoría de las veces sin compromiso de conciencia y son similares clínicamente a las del lóbulo temporal-mesial. Sus manifestaciones incluyen a) síntomas respiratorios como disnea, b) somatosensoriales desagradables como parestesia o sensación de calor en región perioral y c) viscerosensitivos, siendo muy característica la sensación de constricción faríngea, torácica o abdominal, también se observan manifestaciones oroalimentarias como masticar o tragar.
  • Respecto a la etiología se describe que el 30% presenta una lesión tumoral, 20% malformaciones del desarrollo cortical, 20% con una malformación vascular, 17% gliosis-atrofia y un 13% no presenta lesión. Cuando no hay lesión evidente en la resonancia se puede realizar un PET con FDG que muestra hipometabolismo interictal o hipermetabolismo ictal.
  • La electroencefalografía de superficie puede mostrar indirectamente la actividad insular, pero la mitad de los pacientes cursa con refractariedad a fármacos, por lo que frecuentemente requieren estudio con electrodos profundos para cirugía resectiva.
  • Las dificultades clínicas y electroencefalográficas convierten a la epilepsia insular en un desafío para cualquier clínico.

1. Guenot M, Isnard J. Epilepsy and Insula. Neurochirugie, 2008;54;374-81.

2. Chevrier MC, Bard C, Guilbert F, Nguyen DK. Structural abnormalities in patients with insular/peri-insular epilepsy: spectrum, frequency and pharmacoresistance. AJNR Am J Neuroradiol.2013;34(11):2152-6.

3. Isnard J, Guenot M, Sindou M, Mauguiere F. Insular seizure: Have we been missing the boat? Epilepsia 2004;45:1079-1090.

4. Isnard J, Guenot M, Ostrowsky K, Sindou M, Mauguiere F. The role of the insular cortex in temporal lobe epilepsy. Ann Neurol.2000;48(4):614-23.

5. Nguyen D, Surbeck W, Weil AG, Willemure JG, Bouthillier A. Insular epilepsy: The Montreal experience. Revue Neurologique. 2009;165:750-4.

¿Qué son las crisis epilépticas reflejas?

Colaboración de la Dra. Antonia Galilea

  • Las crisis reflejas son aquellas gatilladas por un estímulo específico, de forma reproducible e inmediata. Deben diferenciarse de las crisis facilitadas por estímulos no específicos, como por ejemplo la privación de sueño. Se encuentran principalmente en las epilepsias idiopáticas generalizadas.
  • La fotosensibilidad es la respuesta más frecuente, con una prevalencia promedio de 2%. Los síndromes mayormente afectados son la epilepsia mioclónica juvenil (EMJ, 30-90%), ausencia infantil y juvenil, síndrome de Dravet y las crisis por fotosensibilidad aisladas.
  • Existen muchos otros tipos de estímulos que gatillan crisis reflejas como por ejemplo: cierre ocular, pérdida de fijación visual, determinados patrones de imagen, pensamiento, praxis, estímulos sensitivos o motores especifico, músical, agua caliente, sobresalto, etc.
  1. o El cierre ocular produce mioclonias palpebrales asociadas o no a ausencias. Se puede encontrar en la EMJ o en el síndrome de Jeavons, el cual también presenta fotosensibilidad.
  2. o Las crisis gatilladas por praxis son inducidas por actividades motoras complejas que involucran coordinación y toma de decisiones. Generalmente son clonías de los músculos involucrados en la actividad y que luego pueden generalizar. En la EMJ se describe hasta un 50% de aparición.
  3. o Las crisis musicogénicas son muy raras, gatilladas por estímulos musicales específicos y que en general tienen carga emocional asociada; se ven más en epilepsias focales, como las temporales.
  4. o La epilepsia primaria de la lectura es la única crisis refleja que constituye un síndrome epiléptico. Son crisis gatilladas por leer, especialmente en voz alta. Se producen mioclonías orofaciales y si se continúa la lectura pueden generalizar. Es raro que en este síndrome aparezcan crisis espontáneas.

1. Wolf P., Koepp M. Reflex epilepsies. Handbook of Clinical neurology, vol. 107. 2012.

2. Mayer TA, Schroeder F, May TW, Wolf PT. Perioral reflex myoclonias: a controlled study in patients with JME and focal epilepsies. Epilepsia. 2006;47(6):1059-67.

3. Quirk JA, Fish DR, Smith SJ, Sander JW, Shorvon SD, Allen PJ. First seizures associated with playing electronic screen games: a community-based study in Great Britain. Ann Neurol. 1995;37(6):733-7.

4. Appleton R, Beirne M, Acomb B. Photosensitivity in juvenile myoclonic epilepsy. Seizure. 2000;9(2):108-11.

5. Italiano D, Ferlazzo E, Gasparini S, Spina E, Mondello S, Labate A, Gambardella A, Aguglia U. Generalized versus partial reflex seizures: a review. Seizure. 2014;23(7):512-20.

6. Matsuoka H, Takahashi T, Sasaki M, Matsumoto K, Yoshida S, Numachi Y, Saito H, Ueno T, Sato M. Neuropsychological EEG activation in patients with epilepsy. Brain. 2000;123(Pt 2):318-30.

¿Qué relación hay entre el asesinato del Presidente John Kennedy y epilepsia?

  • El Presidente de Estados Unidos John F. Kennedy fue asesinado el 22 de Noviembre de 1963 en Dallas, Texas, según la verdad jurídica, por Lee Harvey Oswald
  • A su vez, Lee Harvey Oswald fue asesinado, en público dos días más tarde por Jack Ruby
  • En el juicio contra Ruby, la defensa intentó demostrar que el acusado habría actuado sin conciencia, afectado por una crisis epiléptica, de la “variante psicomotora”, basado  principalmente en un cambio electroencefalográfico que presentaba y que había sido descrito poco antes por Frederick Gibbs, un muy reputado electroencefalografista.
  • El propio Gibbs testificó en favor de Oswald, mientras la fiscalía presentó como perito a Frank Foster, afamado profesor y neurólogo, quien  negó la significación de esos hallazgos electroencefalográficos.
  • Ruby fue finalmente encontrado culpable, pero una corte  ordenó tiempo después un nuevo juicio contra él, que no pudo llevarse a cabo porque falleció antes de un cáncer
  • El cambio electroencefalográfico observado en Ruby es lo que se conoce como “variante psicomotora”, hoy denominada descargas rítmicas temporales medias, que se estiman una variante normal, epileptiforme, sin significación clínica, y que se caracteriza por trenes de potenciales en rango theta, sobre región temporal media, uni o bilateral, durante somnolencia.

1. Gutmann L. Jack Ruby Neurology 2007;68;707-708. 

2. Lanska J. Francis Forster En: Encyclopedia of Clinical Neurosciences, Elsevier Editores: Michael J. Aminoff and Robert B. Daroff, pág 346-347, 2014.

¿Qué utilidad tiene el electroencefalograma para el diagnóstico de Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob?

Las encefalopatías espongiformes son  enfermedades neurodegenerativas causadas por el depósito de la isoforma anómala de la proteína priónica celular llamada Scrapie. 

Existen variedades de aparición esporádica, adquirida y genética, siendo la más frecuente la Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (ECJ), cuya incidencia en Chile es una de las más altas a nivel mundial, alcanzando 4-5/1.000.000 habitantes.

Hallazgos del electroencefalograma varían según el tiempo de evolución. 

Inicialmente se observan alteraciones inespecíficas, como disfunción de los ritmos de base, actividad delta rítmica intermitente frontal y pérdida de grafoelementos del sueño (husos de sueño y complejos K).

Luego de las 12 semanas pueden observarse patrones de descargas periódicas sobre una base de lentitudes de bajo voltaje (periodic sharp wave complexes, PSWC), los que suelen aparecer principalmente en los Creutzfeldt-Jakob esporádicos y iatrogénicos. 

En etapas más avanzadas se presentan patrones de coma, con lentitud de bajo voltaje y rara vez coma alfa.

En pacientes con clínica compatible, los PSWC tienen una sensibilidad de 44-66% y una especificidad de 91-93%, lo que sumado a las alteraciones en resonancia magnética y elevación de la proteína 14-3-3 en el líquido cefalorraquídeo prácticamente dan por confirmado el diagnóstico.

1. Departamento de Epidemiologia. Ministerio de Salud. Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob: actualización al 13 de febrero de 2013. [Internet]. Chile; 2013.

2. Kim M-O, Geschwind MD. Clinical update of Jakob–Creutzfeldt disease. Curr Opin Neurol. 2015;28(3):302–10.

3. Wieser HG, Schindler K, Zumsteg D. EEG in Creutzfeldt-Jakob disease. Clin Neurophysiol. 2006;117(5):935–51.

4. ser HG, Schwarz U, Blättler T, Bernoulli C, Sitzler M, Stoeck K, et al. Serial EEG findings in sporadic and iatrogenic Creutzfeldt-Jakob disease. Clin Neurophysiol. 2004;115(11):2467–78. 

¿Qué asociación existe entre las displasias corticales y el virus papiloma humano?

Las displasias corticales focales (DCF) tipo II corresponden a una malformación del desarrollo cortical cerebral, causa frecuente de epilepsia en poblaciones pediátricas y frecuentemente asociaciadas a formas refractarias de la enfermedad. Se caracterizan por una desorganización de la citoarquitectura cortical asociado a neuronas dismórficas y se subdividen en tipo IIA (sin células balonadas) o IIB (con células valonadas).

Estudios recientes muestran que las DCF IIB presentan una activación constitutiva de la vía mTORC1 (mammalian target of rapamycin complex 1), semejante a lo que ocurre en la esclerosis tuberosa, hemimegalencefalia y gangliogliomas.

Por otra parte el virus papiloma humano (VPH) 16 es la causa más común de cáncer de cervix y curiosamente tiene como efecto citopático producir células con núcleos multilobulados llamadas coilocitos o células balonadas. El VPH 16 produce una sobre-expresión de la oncoproteina E6, que a su vez es un potente activador de la vía mTORC1.

A partir de esta información, se desarrolló una investigación reciente que identificó presencia consistente de VPH 16 en muestras post cirugía resectiva de epilepsia con DCF tipo IIB (mediante inmunohistoquímica, PCR o hibridación in situ), lo que no ocurrió en otros tipos de DCF,, ni en esclerosis tuberosa, gangliogliomas o esclerosis hipocampal.

Resulta interesante especular que, en futuro, el uso de la vacuna contra el VPH podría llevar a reducir la aparición de las DCF IIB.

Blumcke I, Thom M, Aronica E, et al. The clinicopathologic spectrum of focal cortical dysplasias: a consensus classification proposed by an ad hoc Task Force of the ILAE Diagnostic Methods Commission. Epilepsia 2011;52:158–174.

Crino PB. mTOR: a pathogenic signaling pathway in developmental brain malformations. Trends Mol Med 2011;17:734–742.

Faridi R, Zahra A, Khan K, Idrees M. Oncogenic potential of human papillomavirus (HPV) and its relation with cervical cancer. Virol J 2011;8:269.

Spangle JM, Munger K. The human papillomavirus type 16 E6 oncoprotein activates mTORC1 signaling and increases protein synthesis. J Virol 2010;84:9398–9407.

Chen J. Tsai V. Parker WE. Aronica E. Baybis M. Crino PB. Detection of human papillomavirus in human focal cortical dysplasia type IIB. Ann Neurol 2012;72:881–892.

¿Qué son las oscilaciones de alta frecuencia patológicas al EEG y cuál es su utilidad?

Aproximadamente un tercio de los pacientes con epilepsia cursará con refractariedad al tratamiento anticonvulsivante. En estos pacientes  la cirugía de epilepsia es una alternativa terapéutica a  ser considerada.

El pronóstico de las cirugías resectivas  depende de la  concordancia que  muestren  los múltiples test empleados para  establecer  la ubicación y extensión  del área epileptogénica. La causa más frecuente de reaparición de crisis es la resección incompleta del área epileptogénica, riesgo que es mayor cuando los estudios preoperatorios (electrofisiológicos, imageneológicos, funcionales, etc.) muestran discordancias.

Las oscilaciones de alta frecuencia (HFO) son cambios particulares de la actividad cortical detectables en registros de superficie y electrocorticográficos (invasivos) realizados con muestreos de alta frecuencia (mínimo 800 Hz).

Los HFO se producen en cerebros de mamíferos normales, de forma espontánea durante el sueño delta; pueden también ser  evocados durante el procesamiento de información sensorial.

En pacientes con epilepsia,  los HFO aparecen en áreas capaces de generar crisis y pueden presentarse de forma independiente a las descargas interictales habituales. Basados en estos hallazgos, algunos autores proponen que las HFO patológicas son un indicador confiable del área epileptogénica y un elemento relevante a considerar en el plan de resección quirúrgica.

Este análisis  es inicial y requiere de más evidencia clínica, pero abre una razonable expectativa de contar con un nuevo indicador neurofisiológico, que  ayude a mejorar  los resultados de la cirugía de la epilepsia.

1: Kwan P, Brodie MJ. Early identification of refractory epilepsy. New England Journal of Medicine 2000;342:314–9.

2. Mohanraj R, Brodie MJ. Diagnosing refractory epilepsy: response to sequential treatment schedules. European Journal of Neurology 2006;13:277–82.

3. Engel J, Wiebe S, French J, Sperling M, Williamson P, Spencer D, et al. Practice parameter: temporal lobe and neocortical resections for epilepsy. Neurology 2003;60:538–47.

4. Jehi LE, O’Dwyer R, Najm I, Alexopoulos A, Bingaman W. A longitudinal study of surgical outcome and its determinants following posterior cortex epilepsy surgery. Epilepsia 2009;50:2040–52.

5. Mathern GW, Sperling M. Presurgical evaluation: general principles and methods. In: Engel J, Pedley TA editor (s). Epilepsy: A Comprehensive Textbook. 2nd Edition. Philadelphia, PA: Lippincott, Williams & Wilkins, 2007:1771–8.

6. Engel J, Bragin A, Staba R, Mody I. High-frequency oscillations: what is normal and what is not. Epilepsia 2009;50(4):598–604.

7. Gloss D, Nolan SJ, Staba R. The role of high-frequency oscillations in epilepsy surgery planning. Cochrane Database Syst Rev. 2014

¿Es útil la melatonina en el tratamiento de la epilepsia?

La melatonina es una hormona producida por la glándula pineal. Participa en la regulación del ciclo circadiano y  es usada en trastornos del sueño, principalmente en la fase retrasada de sueño y en el jet-lag. 

Existe evidencia experimental animal que muestra que la melatonina reduce el número de crisis en epilepsias inducidas con drogas o eléctricamente. Un modelo  en ratas mostró que la melatonina no tenía efecto directo sobre  el control de crisis pero sí potenciaba el efecto anticonvulsivante del fenobarbital.

Algunos estudios abiertos sugieren que en niños con epilepsia intratable la melatonina mejora no solamente la calidad de sueño sino también reduce el número de crisis epilépticas. El efecto benéfico sobre la epilepsia podría estar mediado por acción anticonvulsivante directa, potenciación del efecto de anticonvulsivantes o indirectamente por la mejoría en la calidad del sueño.   

Existe evidencia experimental animal que muestra que la melatonina reduce el número de crisis en epilepsias inducidas con drogas o eléctricamente. Un modelo  en ratas mostró que la melatonina no tenía efecto directo sobre  el control de crisis pero sí potenciaba el efecto anticonvulsivante del fenobarbital.

Sin embargo la mayoría de los estudios clínicos publicados incluyen un bajo número de pacientes, son abiertos  y no tienen grupo control. Además ellos muestran resultados disímiles respecto del efecto de esta hormona sobre el  control de las crisis epilépticas. 

Una revisión Cochrane reciente, que incluyó 4 estudios (dos de melatonina versus placebo y dos de melatonina  comparada en distintas dosis)  concluyó que no hay información suficiente para avalar el uso de melatonina como antiepiléptico, ya que no se ha probado que reduzca las crisis o mejore la calidad de vida. Las limitaciones  metodológicas de estos ensayos  impidieron llevar a cabo un metaanálisis.

1: Petkova Z, Tchekalarova J, Pechlivanova D, et al. Treatment with  melatonin after status epilepticus attenuates seizure activity and neuronal damage but does not prevent the disturbance in diurnal rhythms and behavioral alterations in spontaneously hypertensive rats in kainate model of temporal lobe  epilepsy. Epilepsy Behav. 2014;31:198-208. 

2: Forcelli PA, Soper C, Duckles A, Gale K, et al. Melatonin potentiates the anticonvulsant action of phenobarbital in neonatal rats. Epilepsy Res. 2013;107(3):217-23. 

3: Jain S, Besag FM. Does melatonin affect epileptic seizures? Drug Saf. 2013;36(4):207-15. 

4: Tchekalarova J, Petkova Z, Pechlivanova D et al. Prophylactic treatment with melatonin after status epilepticus: effects on epileptogenesis, neuronal damage, and behavioral changes in a kainate model of temporal lobe epilepsy. Epilepsy Behav. 2013;27(1):174-87

5: Praninskiene R, Dumalakiene I, Kemezys R, et al. Melatonin secretion in children with epilepsy. Epilepsy Behav. 2012;25(3):315-22. 

6: Brigo F, Del Felice A. Melatonin as add-on treatment for epilepsy. Cochrane Database Syst Rev. 2012: 13;6:CD006967. 

7: Goldberg-Stern H, Oren H, Peled N, Garty BZ. Effect of melatonin on seizure frequency in intractable epilepsy: a pilot study. J Child Neurol. 2012;27(12):1524-8

8: Banach M, Gurdziel E, Jędrych M, Borowicz KK. Melatonin in experimental seizures and epilepsy. Pharmacol Rep. 2011;63(1):1-11. 

¿Qué es la asistolía ictal?

Las arritmias cardiacas son hallazgos autonómicos comunes en las epilepsias focales y sus manifestaciones pueden ser confundidas con síncopes vasovagales.

La taquicardia sinusal ictal es la más frecuente. Sin embargo, la bradicardia y asistolía ictal sólo ocurren en el 0,27 a 0,4% de pacientes monitorizados por epilepsia.

Las crisis en pacientes con asistolía ictal han sido primariamente asociadas con epilepsia del lóbulo temporal. No obstante, la lateralización no ha sido consistente.

Es plausible que las crisis del lóbulo temporal estimulen centros cardiacos ubicados en la ínsula, cingulado o amígdala, resultando en bradicardia y asistolía.

El síncope ictal es la manifestación última de la asistolía ictal y puede contribuir a la muerte súbita no explicada en epilepsia.

El tratamiento inicial incluye optimizar a fármacos anticonvulsivantes no arritmogénicos, evaluar la colocación de marcapaso y posibilidad de cirugía resectiva.

 1.- Varade P, Rayes M, Basha M, Watson C. Pearls & Oy-sters: ictal syncope in apatient with temporal lobe epilepsy. Neurology. 2013 Apr 16;80(16):e172-4

2.- Strzelczyk A, Cenusa M, Bauer S, Hamer HM,et al. Management and long-term outcome in patients presenting with ictal asystole or bradycardia. Epilepsia. 2011 Jun;52(6):1160-7.

¿Porque a la epilepsia se le llama mal comicial o comicialidad?

La epilepsia ha recibido múltiples denominaciones a lo largo de la historia de la cultura occidental. Entre estas se incluyen las de “enfermedad sagrada”, “mal de las caídas ”, “mal hercúleo”, etc.
 
Morbus comitialis o mal de los comicios era el nombre que daban a la epilepsia los romanos y que llega hasta nuestros días como “comicialidad”.
 
Los magistrados romanos, funcionarios a cargo de las principales labores políticas, administrativas y económicas, eran elegidos anualmente en asambleas denominadas comicios.
 
Los augures eran personas encargadas de interpretar los mensajes de los dioses y establecer si un cierto hecho, leído como señal divina (un augurio), era bueno o malo. Esto podía llevar a cambiar estrategias, orientar decisiones, etc.
 
La ocurrencia de una crisis epiléptica durante los comicios era un mal augurio y obligaba a suspender estas asambleas y de ahí el nombre “mal comicial”
 
Algunos historiadores, como Quinto Sereno, atribuyen el nombre “mal de los comicios” a una supuesta tendencia a que las crisis epilépticas se presenten más fácilmente en lugares concurridos.
 
1: Lane Fox R. La Nueva Era. En: “El Mundo Clásico”, Cpa. Editorial Crítica, Barcelona, 2007
 
2: Temkin O. The falling sickness; a history of epilepsy from the Greeks to the beginnings of modern neurology. 2nd edn. Baltimore: Johns Hopkins University Press;1971. p. 60.
 
3: A Manual of Roman Antiquities by WILLIAM RAMSAY Capitulo IV The Comitia, pag 114, 1863

¿Qué es el Síndrome del Cabeceo (Nodding syndrome)?

Corresponde a una encefalopatía infantil reportada desde 1960 solo en 3 países africanos (Tanzania, Uganda y Sudán) y que se caracteriza por crisis epilépticas atónicas (de ahí el cabeceo) además de parciales complejas y generalizadas, asociadas a retraso del crecimiento pondoestatural. Las crisis de cabeceo pueden aparecer en forma espontánea o inducidas por la ingesta de comidas calientes o beber líquidos fríos.

En algunos pacientes se ha realizado resonancia magnética la que muestra atrofia encefálica, principalmente parieto-occipital, temporal y cerebelosa. El estudio de líquido cefalorraquídeo se describe normal; no obstante, por la ruralidad de los países afectados, la mayoría de las veces no se cuenta con estudio citológico.

El EEG interictal muestra desorganización de los ritmos de base y frecuentes brotes de espigas onda lenta generalizadas a 2,5-3 Hz y espigas/poliespigas multifocales. El registro ictal de los episodio de cabeceo muestra un electrodecremental, que concomitantemente se asocia a la atonía de los músculos del cuello por EMG.

Se ha descrito cierta asociación parainmune con el nemátodo Onchocerca volvulus, pero su etiología aún es desconocida.

Su pronóstico es ominoso con importante deterioro cognitivo y aumento en el número de crisis epilépticas. Se trata sintomáticamente con anticonvulsivantes.

1: Sejvar JJ, Kakooza AM, Foltz JL  et al. Clinical, neurological, and electrophysiological features of nodding syndrome in Kitgum, Uganda: an observational case series. Lancet Neurol. 2013;12(2):166-74.

2: Winkler AS, Friedrich K, König R et al. The head nodding syndrome–clinical classification and possible causes. Epilepsia. 2008;49(12):2008-15.

3: Mitchell KB, Kornfeld J, Adiama J et al. Nodding syndrome in northern Uganda: overview and community perspectives.Epilepsy Behav. 2013;26(1):22-4.

¿Se recomienda la profilaxis anticonvulsivante en el traumatismo encéfalo craneano?

Las convulsiones son frecuentes en distintas injurias cerebrales y en algunos contextos clínicos graves pueden ser eventos devastadores y empeorar la evolución neurológica.

Las crisis epilépticas luego de un TEC están definidas como:

  • Tempranas: ocurren durante la primera semana de evolución, con incidencia de 4 – 25%. Estos eventos no tienen asociación con el desarrollo de epilepsia y son en cierto sentido comparables a las crisis epilépticas reactivas a otras noxas cerebrales.
  • Tardías: aquellas que aparecen luego de los 7 días, cuya incidencia es 9 – 42% y constituyen un factor de riesgo para el desarrollo de epilepsia. El tiempo transcurrido entre el evento agudo y la aparición de estas crisis sugiere que ya se estableció una red epileptogénica”.

Los estudios respecto de terapia anticonvulsivante en estos pacientes presentan metodologías muy variables y están basados en enfermos con TEC grave o complicados. Se estima en todo caso que, globalmente, el TEC triplican el riesgo de desarrollar epilepsia, especialmente cuando hay daño parenquimatoso o heridas a bala.

El uso profiláctico de anticonvulsivantes, es decir antes de la ocurrencia de una crisis epiléptica, tendría como fundamento el reducir complicaciones y prevenir el desarrollo futuro de epilepsia. Sin embargo la evidencia actual muestra que la profilaxis anticonvulsivante sólo reduce las crisis precoces, pero no previene la aparición de una epilepsia post traumática, por lo que su uso debe limitarse a muy pocas semanas. El uso prolongado de estos fármacos aumenta efectos adversos, principalmente deterioro cognitivo. El ácido valproico, usado durante los primeros 6 meses, se asociaría a mayor mortalidad.

1: Annegers JF, Hauser WA, Coan SP et al. A population-based study of seizures after traumatic brain injuries. N Engl J Med 1998;338:20-4.

2: Temkin NR. Risk factors for posttraumatic seizures in adults. Epilepsia 2003;44 Suppl 10:18-20

3: Schierhout G; Roberts I. Anti-epileptic drugs for preventing seizures following acute traumatic brain injury. Cochrane Database Syst Rev 2001;CD000173.

4: Beghi E. Overview of studies to prevent posttraumatic epilepsy. Epilepsia 2003;44 Suppl 10:21-6.

5: D’Ambrosio R; Perucca E. Epilepsy after head injury. Curr Opin Neurol 2004;17:731-5

¿Cuál es la relación entre epilepsia y esclerosis múltiple?

La prevalencia de epilepsia en la población general oscila entre un 0,5-1% mientras que en pacientes con esclerosis múltiple esta cifra se eleva hasta un 3%, lo que sugiere que esta asociación no es mera coincidencia.

Aunque el mecanismo que explica esta asociación no está enteramente dilucidado, los estudios con nuevas secuencias de resonancia magnética han demostrado un mayor porcentaje de lesiones corticales inflamatorias en pacientes con esclerosis múltiple y epilepsia.

La mayoría de las crisis epilépticas son de inicio parcial y pueden ser la primera manifestación de la Esclerosis Múltiple. La evolución en general es favorable, presentando epilepsias oligo-sintomáticas, pero es posible la aparición de estatus epiléptico convulsivo.

No se ha encontrado asociación entre los tratamientos inmunomoduladores, en particular interferón-beta y la aparición de crisis epilépticas, a pesar de que existen reportes de una disminución del umbral convulsivante secundario a su uso.

El tratamiento debe considerar los mismos conceptos terapéuticos de otras epilepsias focales.

1: Banerjee P., Filippi D., Hauser A. The descriptive epidemiology of epilepsy – a review. Epilepsy Res 2009; 85: 31-45.

2: Catenoix H., Marignier R., Ritleng C., Dufour M., Mauguière F., Confavreux C., et al. Multiple sclerosis and epileptic seizures. Mult Scler 2011; 17: 96-102.

3: Calabrese M., Grossi P., Favaretto A. et al. Cortical pathology in multiple sclerosis patients with epilepsy: a 3 year longitudinal study. J Neurol Neurosurg Psychiatry. 2012;83(1):49-54.

4: Poser C., Brinar V. Epilepsy and multiple sclerosis. Epilepsy & Behavior 2003; 4: 6-12.

5: Munschauer FE and Kinkel RP. Managing side effects of interferon-beta in patients with relapsing-remitting multiple sclerosis. Clint Ther 1997; 19: 883-893.

6: Koch M., Polman S., Uytenboogaart M., Keyzer J. Treatment of seizures in multiple sclerosis. Cochrane Database Syst Rev 2009; 8: CD007150.

¿Qué son las crisis gelásticas?

  • Denominadas así por Daly en 1957, corresponden a crisis epilépticas que tienen como manifestación risa patológica, habitualmente carentes de tono afectivo y fuera de contexto.

  • Se reconocen además por su carácter episódico, estereotipia, ausencia de precipitantes externos y la concomitancia con otras manifestaciones ictales, tales como alteraciones de conciencia y automatismos. La presencia de actividad epileptiforme interictal es también de ayuda y por cierto un registro ictal permite certificar el origen epiléptico de estos eventos.

  • Clásicamente se asocian a la presencia de hamartomas hipotalámicos, pero se han descrito también en epilepsias frontales, temporales y parietales, de diversas etiologías.

  • En el caso de los hamartomas hipotalámicos las crisis gelásticas se inician en la lactancia o en el período neonatal, son de curso progresivo, con desarrollo ulterior de crisis focales o generalizadas, tónicas, atónicas, etc. y deterioro cognitivo progresivo. El EEG de superficie frecuentemente negativo y mejoran dramáticamente con la eliminación del hamartoma, principalmente con radiocirugía.

  • Existe evidencia por registros invasivos directos y por estimación eléctrica que las crisis gelásticas se originan en estos casos en el mismo hamartoma.

1:  Striano S, Santulli L, Ianniciello M. et al. The gelastic seizures-hypothalamic hamartoma syndrome: facts, hypotheses, and perspectives. Epilepsy Behav. 2012;24(1):7-13.

2: Machado RA, Astencio AG. Gelastic seizures involving the left parietal lobe. Epilepsy Behav. 2012;23(1):87-9.

3: Parvizi J, Le S, Foster BL. Et al.  Gelastic epilepsy and hypothalamic hamartomas: neuroanatomical analysis of brain lesions in 100 patients. Brain. 2011;134(10):2960-8.

4: Valentin A, Lazaro M, Mullatti N et al. Cingulate epileptogenesis in hypothalamic hamartoma. Epilepsia. 2011;52(5):e35-9.

¿Pueden los fármacos antiepilépticos producir aumento de crisis?

  • Varios mecanismos pueden explicar un incremento del número de crisis producto de la adición de un fármaco anticonvulsivante o del aumento de su dosis.

  • La situación más conocida es el empeoramiento de las epilepsias generalizadas idiopáticas, principalmente de la variedad mioclónica juvenil, con uso de carbamazepina, fenitoína y oxcarbazepina. Las ausencias pueden empeorar con uso de carbamazepina y vigabatrina, lo que también se ha reportado con uso de levetiracetam. Hay descrito también agravación de mioclonías con lamotrigina y con levetiracetam.

  • La inducción de una encefalopatía metabólica es otra posibilidad, como la producida por una hiponatremia secundaria a oxcarbazepina o carbamazepina. La encefalopatía inducida por ácido valproico puede producir crisis mientras que la hiperamonemia sintomática puede hacer plantear el diagnóstico diferencial con un status no convulsivo.
  • Las intoxicaciones por algunos antiepilépticos pueden asociarse a crisis (fenitoína, carbamazepina).
  • Puede haber también efectos propiamente paradójicos, es decir fuera del contexto de sobredosis, alteraciones metabólicas o error de diagnóstico sindromático, que conviene tener presente en epilepsias de difícil manejo. Esto se plantea por descarte y sólo se sospecha por la relación temporal de este empeoramiento con el medicamento añadido. La fisiopatología de este fenómeno no se encuentra establecida.
  • Es necesario tener además presente la posibilidad de eventos no epilépticos como explicación de un presunto empeoramiento de la epilepsia, como podría ser la aparición de crisis psicógenas, o de movimientos involuntarios de origen extrapiramidal secundarios a los fármacos (p.e. distonías).

1: Do carbamazepine and phenytoin aggravate juvenile myoclonic epilepsy? Genton P, Gelisse P, Thomas P et al. Neurology. 2000;55(8):1106-9.

2: Levetiracetam-associated aggravation of myoclonic seizure in children. Liu YH, Wang XL, Deng YC, Zhao G. Seizure. 2012; 21(10):807-9.

3. Aggravation of absence seizure related to levetiracetam. Auvin S, Chhun S, Berquin P et al. Eur J Paediatr Neurol. 201115(6):508-11.

4: Levetiracetam-induced seizure aggravation associated with continuous spikes and waves during slow sleep in children with refractory epilepsies. Caraballo RH, Cersósimo R, De los Santos C. Epileptic Disord. 2010;12(2):146-50.

5: Some treatments cause seizure aggravation in idiopathic epilepsies (especially absence epilepsy). Somerville ER. Epilepsia. 2009 Sep;50 Suppl 8:31-6.

6: Worsening of seizures by oxcarbazepine in juvenile idiopathic generalized epilepsies. Epilepsia 2004;45(10):1282-6.

7: Reversible encephalopathy caused by valproic acid in an adolescent with idiopathic generalised epilepsy. Raspall-Chaure M, Lainez E, Toledo M et al. Rev Neurol. 2012;55(11):663-8.

¿Pueden las crisis epilépticas producir asimetrías pupilares?

Numerosos cambios autonómicos pueden verse en crisis epilépticas, tanto generalizadas como parciales. Estos incluyen variaciones en el ritmo cardíaco, sudoración, síntomas viscerales, náuseas y vómitos, piloerección y dilatación pupilar.

La asimetría pupilar ictal ha sido descrita muy rara vez, hasta hora en alrededor de una decena de casos, casi todos ellos midriasis unilateral. Esta alteración aparece en el contexto de otros fenómenos ictales clásicos, como clonías focales o episodios de desconexión del medio y puede darse en crisis aisladas o en el curso de un status epiléptico.

La midriasis unilateral ha sido encontrada en focos témporo-occipitales, temporales y frontales. En las crisis de origen posterior el cambio pupilar puede ser ipsi o contralateral al punto de partida de la crisis, mientras en los eventos frontales generalmente es contralateral.

El exacto mecanismo de producción es desconocido. Se estima que existe una activación de los circuitos de la red autonómica central (ínsula, corteza mesial prefrontal, amígdala, hipotálamo, etc.). Algunos autores han postulado que se trata de un fenómeno excitatorio mientras otros han visto asociación con cambios motores negativos (hemiparesia o hemiplejia ictal) y lo adjudican a descargas inhibitorias.

La miosis ictal es aún más inhabitual, tanto bilateral como unilateral, esta última también descrita tanto ipsi como contralateral al foco epileptógeno.

1: García-Martín AM, Molina-Martínez FJ, Amer-Ferrer G et al. Unilateral mydriasis during temporal lobe seizures. Epileptic Disord. 2008;10(2):165-9.

2: Sadek AR, Kirkham F, Barker S et al. Seizure-induced miosis. Epilepsia. 201;52(12):199-203.

3: Lance JW. Pupillary dilatation and arm weakness as negative ictal phenomena. J Neurol Neurosurg Psychiatry. 1995;58(2):261-2.

4: Masjuan J, García-Segovia J, Barón M et al. Ipsilateral mydriasis in focal occipitotemporal seizures. J Neurol Neurosurg Psychiatry. 1997;63(6):810-1 5: Baumgartner C, Lurger S, Leutmezer F. Autonomic symptoms during epileptic seizures. Epileptic Disord. 2001;3(3):103-16.

¿Qué es el frote nasal postictal y cuál es su significado?

  • Este signo focalizador, descrito en 1998, puede aparecer en el postictal de crisis focales complejas, en el periodo de recuperación de conciencia. El paciente restriega su nariz, a veces también los ojos y la cara. 
  • Se trata de una conducta propositiva que se explica por cambios autonómicos ictales que llevan a hipersecreción nasal. 
  • Es relativamente frecuente y su presencia orienta principalmente, aunque no exclusivamente, a crisis de origen temporal.
  • El frote nasal es un signo lateralizador bastante confiable. La mano utilizada es la ipsilateral al foco en prácticamente todos los casos de epilepsia temporal y en la mayoría de los extratemporales. La extremidad utilizada no necesariamente la dominante, lo que se explicaría por déficit funcional de la otra extremidad (paresia o negligencia). 
  • Los estudios con electrodos invasivos muestran que el frote nasal se relaciona con compromiso amigdaliano temprano en el curso de las crisis.

1: Leutmezer F, Serles W, Lehrner J et al. Postictal nose wiping: a lateralizing sign in temporal lobe complex partial seizures. Neurology. 1998;51:1175-7.

2: Hirsch LJ, Lain AH, Walczak TS. Postictal nosewiping lateralizes and localizes to the ipsilateral temporal lobe. Epilepsia. 1998;39:991-7.

3: Janszky J, Fogarasi A, Toth V. et al. Peri-ictal vegetative symptoms in temporal lobe epilepsy. Epilepsy Behav. 2007;11:125-9.

4: Caicoya AG, Serratosa JM. Postictal behaviour in temporal lobe epilepsy. Epileptic Disord. 2006;8:228-31.

5: Catenoix H, Guénot M, Isnard J. et al. Intracranial EEG study of seizure-associated nose wiping. Neurology. 2004;63:1127-9.

6: Hirsch AR. Postictal nose wiping: a lateralizing sign in temporal lobe complex partial seizures. Neurology. 1999;52:1721. 

¿Qué es la epilepsia catamenial?

  • Se denomina epilepsia catamenial a aquélla en la que se presentan brotes de crisis en relación al período menstrual
  • En mujeres con ciclos ovulatorios esta exacerbación puede presentarse en el período perimenstrual o en el periodo periovulatorio. Este vínculo con el ciclo menstrual también puede verse en ciclos anovulatorios, los que tienen insuficiencia lútea
  • Las hormonas sexuales femeninas tienen diferentes efectos sobre el umbral convulsivante. a) La progesterona ejerce una actividad anticonvulsivante mediada por su conversión en el cerebro a neuroesteroides, los que actúan como moduladores alostéricos en los receptores GABA-A. Los sitios de unión de estas hormonas son distintos a los de fármacos tales como benzodiazepinas y barbitúricos. b) Los estrógenos tienen en cambio propiedades proconvulsivantes, ya que aumentan la neurotransmisión excitatoria vía aumento de las espinas dendríticas, cambios en subunidades de receptores NMDA e incremento de la densidad de estos receptores.
  • Las exacerbaciones catameniales que se producen antes o durante la regla (perimenstruales) estarían determinadas por la baja de neuroesteroides derivados de la progesterona, es decir a la baja de un anticonvulsivante
  • En cambio las exacerbaciones producidas en el periodo ovulatorio se deberían al peak de estrógenos en este periodo
  • En los ciclos anovulatorios el componente catamenial se explicaría porque los niveles de progesterona se encuentran reducidos pero el alza de estrógenos igualmente se produce.
  • Aunque existen varios tipos de terapia para el componente catamenial de la epilepsia, incluyendo uso de benzodiacepinas, acetazolamida o de antiepilépticos convencionales, no hay evidencia suficiente para avalar estos tratamientos.

1: Verrotti A, D’Egidio C, Agostinelli S. et al. Diagnosis and management of catamenial seizures: a review. Int J Womens Health. 2012; 4:535-41.

2: Kim GH, Lee HW, Park H. et al. Seizure exacerbation and hormonal cycles in women with epilepsy. Epilepsy Res.2010; 90(3):214-20.

3: Reddy DS. Role of anticonvulsant and antiepileptogenic neurosteroids in the pathophysiology and treatment of epilepsy. Front Endocrinol (Lausanne) .2011;2:38

4: Reddy DS. Neuroendocrine aspects of catamenial epilepsy. Horm Behav. 2013; 63:254-266

5: Herzog AG. Catamenial epilepsy: definition, prevalence pathophysiology and treatment. Seizure. 2008; 17:151-9.

¿Qué cambios farmacocinéticos significativos muestra la lamotrigina durante el embarazo?

La lamotrigina se usa cada vez con más frecuencia durante el embarazo.

Este fármaco se metaboliza por conjugación con ácido glucurónico, dando como resultado metabolitos inactivos que son excretados vía renal, con una fracción menor eliminada sin cambios por la misma vía.

Durante el embarazo se produce un aumento significativo del clearence de lamotrigina, el que puede llegar a duplicarse.

Este cambio está mediado por aumento de la glucuronización producto de su inducción por los estrógenos. Hay también mayor excreción por el aumento fisiológico del flujo sanguíneo renal.

Los niveles plasmáticos de la lamotrigina bajan en hasta un 60% durante la gestación, cambio que se hace más notorio el segundo trimestre pero que comienza precozmente. La magnitud de esta variación puede determinar un aumento del número de crisis.

Es recomendable establecer el nivel plasmático basal, pre embarazo, con el que se haya controlado satisfactoriamente la epilepsia, luego medir mensualmente los niveles durante el embarazo y ajustar las dosis correspondientemente.

En la segunda semana de puerperio los niveles comienzan a normalizarse, por lo que deben ajustarse nuevamente la dosis de lamotrigina, esta vez a la baja.

1: Reimers A, Brodtkorb E. Second-generation antiepileptic drugs and pregnancy: a guide for clinicians. Expert Rev Neurother. 2012; 12:707-17.

2: Sabers A. Algorithm for lamotrigine dose adjustment before, during, and after pregnancy. Acta Neurol Scand. 2012; 126:e1-4.

3: Fotopoulou C, Kretz R, Bauer S. et al. Prospectively assessed changes in lamotrigine-concentration in women with epilepsy during pregnancy, lactation and the neonatal period. Epilepsy Res. 2009; 85:60-4.

4: Reimers A, Helde G, Bråthen G. et al. Lamotrigine and its N2-glucuronide during pregnancy: The significance of renal clearance and estradiol. Epilepsy Res. 2011; 94: 198-205.

¿Tuvo Julio César epilepsia?

Julio César, general y dictador romano del siglo I AC, fue uno de los más grandes genios militares de la historia.

Padeció epilepsia, posiblemente en sus últimos dos años de vida. Existen como fuente de información al respecto, los escritos de dos historiadores de la antigüedad, Plutarco, que describe este hecho en ”Vidas Paralelas” y Suetonio, que hace lo mismo en “Doce Césares”.

Bien conocido es además el relato de esta afección que hace William Shakespeare, siglos más tarde,   en su obra “Julio César”.

A partir de estas descripciones se puede conjeturar que Julio César probablemente presentó una epilepsia focal, con crisis parciales complejas y secundariamente generalizadas.

Julio César murió asesinado a los 56 años de edad. No hay indicios acerca de su salud que orienten a establecer la posible etiología de esta epilepsia ni tampoco acerca de terapias que quizá se intentaron para aliviarlo.

1: Cayo Suetonio. Doce Césares.
 
2: Plutarco Vidas paralelas
 
3: Shakespeare
 
4: McLachlan RS. Julius Caesar’s late onset epilepsy: a case of historic proportions. Can J Neurol Sci. 2010;37(5):557-61.
 
5: Hughes JR. Dictator Perpetuus: Julius Caesar–did he have seizures? If so, what was the etiology? Epilepsy Behav. 2004;5(5):756-64. 

¿Cómo pueden afectar el peso corporal los fármacos antiepilépticos?

Varios fármacos antiepilépticos pueden producir variaciones significativas en el peso corporal, que lleven incluso a motivar su suspensión.

Pueden hacer subir de peso el ácido valproico, la carbamazepina, la gabapentina y la pregabalina, efecto relacionado con la dosis.

  • El ácido valproico puede producir alza de peso en cerca de la mitad de los pacientes. Se invocan como mecanismos posibles la producción de resistencia a la insulina, hiperinsulinemia, reducción de la beta oxidación de ácidos grasos y cambio en los niveles de leptinas.
  • La carbamazepina lleva alza de peso en hasta un cuarto de los pacientes, la gabapentina en hasta la mitad y la pregabalina en aproximadamente un 15%. Los mecanismos en estos casos no se encuentran bien establecidos.
  • Producen baja de peso el topiramato, felbamato y zonisamida. Hay también información muy aislada de este efecto con uso de lacosamida.
  • El topiramato induce pérdida de peso en la mayoría de los pacientes, probablemente en cerca del 80%, especialmente en aquellos con índice de masa corporal elevado, efecto que aparece en los primeros seis meses de uso. Este efecto pudiera ser no dosis dependiente. Se postulan como mecanismos aumento de termogénesis y disminución dela eficiencia energética, estimulación de péptidos con efecto anorexígeno y acción hipotalámica, reducción de los niveles de leptinas, etc.

Tiene efecto neutro respecto del peso la fenitoína, lamotrigina, levetiracetam y barbitúricos.

Ben-Menachem E. Weight issues for people with epilepsy–a review. Epilepsia. 2007;48 Suppl 9:42-5.

Sheth RD, Montouris G. Metabolic effects of AEDs: impact on body Weight, lipids and glucose metabolism. International review of Neurobiology, 2008; 83:329-346.

Verrotti A, Scaparrotta A, Agostinelli S et al. Topiramate-induced weight loss: a review. Epilepsy Res. 2011;95(3):189-99.

Wehner T, Bauer S, Hamer HM et al. Six months of postmarketing experience with adjunctive lacosamide in patients with pharmacoresistant focal epilepsy at a tertiary epilepsy center in Germany. Epilepsy Behav. 2009;16(3):423-5.

¿Qué debemos tener presente en mujeres usuarias de fármacos anticonvulsivantes que amamantan?

La lactancia materna es recomendable por lo múltiples beneficios que tiene que incluyen menor tasa de infecciones en el recién nacido, mejor desarrollo cognitivo, relación psicológica madre-hijo, etc.

Los eventuales efectos deletéreos que la mantención de la lactancia producen en el recién nacido hijos de madres que reciben medicamentos antiepilépticos deben contrastarse con los beneficios antes mencionados

La exposición al fármaco durante la lactancia será siempre menor que la que se presenta durante la gestación

El paso de las drogas antiepilépticas a la leche materna dependen del nivel de unión a proteínas (mientras más alto menor paso) y de su liposolubilidad.

Las concentraciones sanguíneas que el niño tendrá en su sangre sin embargo, depende no sólo de la cantidad de droga contenida en la leche sino además de la capacidad de eliminación de drogas del recién nacido, que puede estar limitada, por inmadurez renal o hepática, a lo que se debe agregar la variable volumen ingerido.

En términos generales, los antiepilépticos clásicos, fenitoína, fenobarbital, carbamazepina y ácido valproico, no alcanzan concentraciones clínicamente relevantes en el niño.

Algunos de los nuevos antiepilépticos muestran concentraciones altas en la leche pero no en el plasma de los niños (gabapentina, topiramato ), probablemente por excreción acelerada.

El levetiracetam y lamotrigina, junto a los más antiguos primidona y etosuccimida, pueden alcanzar concentraciones séricas significativas en niños que amamantan, si bien no se ha demostrado que produzcan efectos deletéreos sobre el niño.

1. Pennell PB, Gidal BE, Sabers A, Gordon J, Perucca E. Pharmacology of antiepileptic drugs during pregnancy and lactation. Epilepsy Behav. 2007;11(3):263-9.

2. Harden CL, Pennell PB, Koppel BS, et al. American Academy of Neurology; American Epilepsy Society. Management issues for women with epilepsy–focus on pregnancy (an evidence-based review): III. Vitamin K, folic acid, blood levels, and breast-feeding: Report of the Quality Standards Subcommittee and Therapeutics and Technology Assessment. Epilepsia. 2009 (5):1247-55.

3. Meador KJ, Baker GA, Browning N, et al. NEAD Study Group. Effects of breastfeeding in children of women taking antiepileptic drugs. Neurology. 2010;75(22):1954-60.

4. Sabers A, Tomson T. Managing antiepileptic drugs during pregnancy and lactation.
Curr Opin Neurol. 2009; 22(2):157-61. 

¿Qué nuevo mecanismo de acción anticonvulsivante tiene la lacosamida?

Múltiples antiepilépticos, tanto clásicos como noveles actúan inhibiendo los canales de sodio dependientes de voltaje. Se incluyen entre ellos la fenitoína, carbamazepina, oxcarbazepina, lamotrigina y topiramato.

Los canales de sodio pueden estar en tres situaciones: cerrados (con potencial de membrana de reposo, activados (abierto y permeable a los iones Na, con potencial de membrana depolarizado) e inactivos, caso en el cual están cerrados por una proteína que se aproxima al canal y lo obstruye, condición distinta a la de reposo.

La inactivación de los canales de sodio, es decir la obstrucción generada por la proteína puede ser rápida, en pocos milisegundos, o lenta, si el estímulo depolarizante persiste.

La lacosamida actúa únicamente sobre la inactivación lenta de los canales de sodio, incrementándola, mientras que el resto de los anticonvulsivantes mencionados actúa aumentado la inactivación rápida.

Esta diferencia en el mecanismo de inactivación de los canales de sodio permite presumir que la combinación de lacosamida con los otros inhibidores de los canales de sodio pudiera ser racional. Se ha sugerido sin embargo que puede haber mayor toxicidad con esta combinación probablemente por interacciones farmacodinámicas.

Stephen LJ, Kelly K, Parker P, et al.. Adjunctive lacosamide in clinical practice: sodium blockade with a difference? Epilepsy Behav. 2011;22(3):499-504.

Curia G, Biagini G, Perucca E, et al. Lacosamide: a new approach to target voltage-gated sodium currents in epileptic disorders. CNS Drugs. 2009;23(7):555-68.

Novy J, Patsalos PN, Sander JW, et al. Lacosamide neurotoxicity associated with concomitant use of sodium channel-blocking antiepileptic drugs: a pharmacodynamic interaction? Epilepsy Behav. 2011;20(1):20-3.

¿Cómo se define la muerte súbita inesperada en epilepsia?

La muerte súbita en epilepsia se define como aquella que se presenta en un paciente con epilepsia, de modo inesperado, con o sin evidencias de asociación con una crisis reciente o concomitante, en ausencia de status epiléptico o inmersión.

La literatura se refiera comúnmente a ella como SUDEP, por su sigla inglesa.

Afecta a cualesquier tipo de paciente con epilepsia, si bien el riesgo es mayor en las formas refractarias. Su incidencia varía entre los 1.2 a 9 por 1000 personas/año.

La mayoría de las series reportan que el evento ocurre sin la presencia de testigos, mayoritariamente de noche (por ende presumiblemente durante el sueño).

Son factores de riesgo la presencia de crisis convulsivas generalizadas, sexo masculino y edad entre 20 y 40 años preferentemente.

Se invocan como mecanismos el compromiso respiratorio (hipoxemia, asfixia, sofocación o edema pulmonar neurogénico), cardiológico (arritmias cardiaca evocadas por las crisis, concomitancia con alteraciones cardiológicas no diagnosticadas (QT largo, Brugada, etc).

Los eventos presenciados, o incluso registrados durante monitorización video electroencefalográfica, en su casi totalidad se asocian a crisis convulsivas generalizadas, por lo que recientemente algunos autores han propuesto incluirlas entre las muertes inducidas por crisis epilépticas, del modo como se consideran las asociadas a status epiléptico o a accidentes relacionados con crisis.

Devinsky O. Sudden, unexpected death in epilepsy. N Engl J Med. 2011;365(19):1801-11.

Lhatoo SD, Faulkner HJ, Dembny K, et al. An electroclinical case-control study of sudden unexpected death in epilepsy. Ann Neurol. 2010;68(6):787-96.

Nashef L, So EL, Ryvlin P, Tomson T. Unifying the definitions of sudden unexpected death in epilepsy. Epilepsia. 2012;53(2):227-33

Bateman LM, Li CS, Seyal M. Ictal hypoxemia in localization-related epilepsy: analysis of incidence, severity and risk factors. Brain. 2008;131(Pt 12):3239-45.

Jehi L, Najm IM. Sudden unexpected death in epilepsy: impact, mechanisms, and prevention. Cleve Clin J Med. 2008;75 Suppl 2:S66-70.

Bazil CW. Prolonged postictal suppression: a potential marker for higher risk of SUDEP, a clue to mechanism, or both? Curr Neurol Neurosci Rep. 2011.

Lear-Kaul KC, Coughlin L, Dobersen MJ. Sudden unexpected death in epilepsy: a retrospective study. Am J Forensic Med Pathol. 2005;26(1):11-7.

¿Qué son las crisis hipermotoras?

  • Son eventos cuya característica semiológica más relevante es la presencia de movimientos complejos y organizados, que comprometen especialmente los segmentos proximales de las extremidades superiores y tronco, además de agitación.

    Tienen habitualmente aura y se asocian a otros fenómenos motores, menos percibidos por ser menos ostensibles, incluyendo según el caso, componentes tónicos, desviación de ojos o de cabeza.

  • No infrecuentemente estos eventos se confunden con cuadros psicógenos, especialmente cuando no se asocian a oscuridad de conciencia. La presencia de aura, la breve duración de los episodios (menores a un minuto, generalmente cerca de 30 segundos) y la aparición de otros signos característicos de crisis epilépticas permiten su diferenciación semiológica.
  • Pueden aparecer durante el sueño, lo que hace plantear el diagnóstico diferencial con parasomnias, especialmente si no hay eventos epilépticos diurnos o secundariamente generalizados.
  • En la mayoría de los casos corresponden a crisis originadas en el lóbulo frontal (región mesial, giro cingulado), si bien se han descrito también de origen insular y temporal. 
  1. Holthausen H, Hoppe M. “Hypermotor seizures “. En:”Epileptic Seizures. Pathophysiology and Clinical Semiology”, Lüders H., Noachtar S. editores Churchill and Livingston, New York, 2000, pp 439-447

  2. Wong CH, Mohamed A, Larcos G, et al. Brain activation patterns of versive, hypermotor, and bilateral asymmetric tonic seizures. Epilepsia. 2010;51(10):2131-9.

  3. Wang L, Mathews GC, Whetsell WO, et al. Hypermotor seizures in patients with temporal pole lesions. Epilepsy Res. 2008;82(1):93-98.

  4. Kaido T, Otsuki T, Nakama H, et al. Hypermotor seizure arising from insular cortex. Epilepsia. 2006;47(9):1587-8.

  5. Ryvlin P, Minotti L, Demarquay G, et al.. Nocturnal hypermotor seizures, suggesting frontal lobe epilepsy, can originate in the insula. Epilepsia. 2006;47(4):755-65.

¿Cuál es la relación entre ácido valproico e hiperamonemia?

El ácido valproico puede producir hiperamonemia, que no siempre se acompaña de manifestaciones clínicas y no necesariamente se asocia a alteraciones en la función hepática.

El amonio se metaboliza  en el llamado  ciclo de la urea, que se realiza en el hígado. La primera etapa de este ciclo involucra la participación de la enzima carbamilfosfato- sintetasa que convierte el amonio y CO2 en carbamilfosfato. Se postula que algunos metabolitos del ácido valproico bloquean esta enzima y llevan a la acumulación de amonio.  Sin embargo, podría también bloquear la enzima N-acetilglutamato sintetasa, que cataliza  el paso anterior. Adicionalmente se ha postulado aumento de la producción renal de amonio con el uso de ácido valproico.

La elevación del amonio a nivel cerebral puede contribuir al efecto  anticonvulsivante del ácido valproico, aumentado directamente el tono gabaérgico.

La hiperamonemia es frecuente con el uso de ácido valproico, especialmente si se asocia a inductores enzimáticos o topiramato; está además relacionada con  niveles plasmáticos elevados. Sin embargo la mayoría de los pacientes no tiene manifestaciones clínicas, las que, de presentarse, pueden ir desde cambios encefalopáticos leves hasta el coma. 

En ocasiones el uso de ácido valproico pone en evidencia enfermedades metabólicas relacionadas con el metabolismo de la urea.

El tratamiento consiste en la reducción o suspensión del fármaco. Otras medidas, como la administración de L-carnitina, son controversiales y posiblemente se justifiquen en algunos casos seleccionados.

Yamamoto Y, Takahashi Y, Suzuki E, et al. Risk factors for hyperammonemia associated with valproic acid therapy in adult epilepsy patients. Epilepsy Res. 2012.

Löscher W. Basic pharmacology of valproate: a review after 35 years of clinical use for the treatment of epilepsy. CNS Drugs. 2002;16(10):669-94.

Gomez-Ibañez A, Urrestarazu-Bolumburu E, Viteri-Torres C. Hyperammonemic encephalopathy related to valproate, phenobarbital, and topiramate synergism. Epilepsy Behav. 2011;21(4):480-2.

Perrott J, Murphy NG, Zed PJ.     L-carnitine for acute valproic acid overdose: a systematic review of published. Ann Pharmacother. 2010;44(7-8):1287-93.

Aires CC, van Cruchten A, Ijlst L, et al. New insights on the mechanisms of valproate-induced hyperammonemia: inhibition of hepatic N-acetylglutamate synthase activity by valproyl-CoA.J Hepatol. 2011;55(2):426-34.

M Oechsner, C Steen, H J Stürenburg and A Kohlschütter. Hyperammonaemic encephalopathy after initiation of valproate therapy in unrecognised ornithine 

¿Pueden existir síntomas prodrómicos en las crisis epilépticas y en qué consisten?

Es necesario primero distinguir este concepto del de aura, que en realidad corresponde a una crisis propiamente, es decir manifestación clínica ictal, solo subjetiva y que puede evolucionar a un episodio epiléptico más completo, con signos objetivos.

El pródromo en cambio correspondería a síntomas preictales; su existencia es controversial y ha sido poco estudiado. Aunque hay series que reportan entre 6 y 39% de pacientes con síntomas prodrómicos, es decir horas antes de que ocurran las crisis, se cuestiona por una parte la metodología y por otro la inespecificidad de las manifestaciones, que incluyen cambios anímicos, irritabilidad cefalea, alteraciones autonómicas (como sensación de frío, etc. Recientemente Haut y cols. practicaron un estudio prospectivo en 19 pacientes con epilepsias focales, principalmente temporales, quienes registraron electrónicamente síntomas prodrómicos por semanas. Encontraron que mejorías el estado de ánimo, se correlacionaban con reducción del riesgo de crisis en las siguientes 12 horas y que otros síntomas premonitores, de variada índole, se asociaban a una mayor chance de aparición de crisis (OR 1.24). No existe información separada por síndrome de epiléptico o formas idiopáticas, sintomáticas o criptogénicas.

1: Maiwald T, Blumberg J, Timmer J, Schulze-Bonhage A. Are prodromes preictal events? A prospective PDA-based study. Epilepsy Behav. 2011;21(2):184-8.

2: Taylor DC. Whatever happened to the “epileptic prodrome”? Epilepsy Behav. 2007;11(3):251-2.

3: Haut SR, Hall CB, Borkowski T, Tennen H, Lipton RB. Clinical features of thepre-ictal state: mood changes and premonitory symptoms. Epilepsy Behav. 2012;23(4):415-21.

4: Schulze-Bonhage A, Haut S. Premonitory features and seizure self-prediction:artifact or real? Epilepsy Res. 2011;97(3):231-5.

¿Puede haber signología focal en la Epilepsia Mioclónica Juvenil?

La epilepsia mioclónica juvenil es una forma de epilepsia generalizada idiopática caracterizada por la presencia de mioclonías, crisis convulsivas generalizadas tónico- clónicas y ausencias, con un componente circadiano que lleva a la aparición de crisis en el despertar preferentemente.

Varios estudios han mostrado que clínicamente puede haber signología focal ( que incluye mioclonías unilaterales, giro cefálico forzado, signo del 4 y mioclonías multifocales), en una proporción significativa de estos pacientes que oscila entre 16 y 50% aproximadamente.

La información más convincente proviene de un estudio con videoEEG, que permitió un análisis detallado de los eventos. Corresponde esta serie sin embargo a un grupo seleccionado, toda vez que requirieron el estudio por las dudas clínicas o por las dificultades de tratamiento.

No existe evidencia que los pacientes con síntomas focales tengan sean más difíciles de tratar.

Estudios recientes con resonancia Nuclear magnética han mostrado que los pacientes con EMJ tiene cambios corticales sutiles en múltiples áreas de la corteza cerebral, lo que podría explicar la aparición de localidad clínica o electroencefalográfica.

Usui N, Kotagal P, Matsumoto R et al. Focal semiologic and electroencephalographic features in patients with juvenile myoclonic epilepsy.Epilepsia. 2005;46(10):1668-76.

Jayalakshmi SS, Srinivasa Rao B, Sailaja S. Focal clinical andelectroencephalographic features in patients with juvenile myoclonic epilepsy.Acta Neurol Scand. 2010;122(2):115-232

Létourneau K, Cieuta-Walti C, Deacon C. Epileptiform asymetries and treatment response in juvenile myoclonic epilepsy. Can J Neurol Sci. 2010; 37(6):826-30.

Ronan L, Alhusaini S, Scanlon C, et al. Widespread cortical morphologic changes in juvenile myoclonic epilepsy: evidence from structural MRI. Epilepsia. 2012;53(4):651-8.

¿Cómo pueden afectar el peso corporal los fármacos antiepilépticos?

Varios fármacos antiepilépticos pueden producir variaciones significativas en el peso corporal, que lleven incluso a motivar su suspensión.

Pueden hacer subir de peso el ácido valproico, la carbamazepina, la gabapentina y la pregabalina, efecto relacionado con la dosis.

  • El ácido valproico puede producir alza de peso en cerca de la mitad de los pacientes. Se invocan como mecanismos posibles la producción de resistencia a la insulina, hiperinsulinemia, reducción de la beta oxidación de ácidos grasos y cambio en los niveles de leptinas.
  • La carbamazepina lleva alza de peso en hasta un cuarto de los pacientes, la gabapentina en hasta la mitad y la pregabalina en aproximadamente un 15%. Los mecanismos en estos casos no se encuentran bien establecidos.
  • Producen baja de peso el topiramato, felbamato y zonisamida. Hay también información muy aislada de este efecto con uso de lacosamida.
  • El topiramato induce pérdida de peso en la mayoría de los pacientes, probablemente en cerca del 80%, especialmente en aquellos con índice de masa corporal elevado, efecto que aparece en los primeros seis meses de uso. Este efecto pudiera ser no dosis dependiente. Se postulan como mecanismos aumento de termogénesis y disminución dela eficiencia energética, estimulación de péptidos con efecto anorexígeno y acción hipotalámica, reducción de los niveles de leptinas, etc.

Tiene efecto neutro respecto del peso la fenitoína, lamotrigina, levetiracetam y barbitúricos.

Ben-Menachem E. Weight issues for people with epilepsy–a review. Epilepsia. 2007;48 Suppl 9:42-5.

Sheth RD, Montouris G. Metabolic effects of AEDs: impact on body Weight, lipids and glucose metabolism. International review of Neurobiology, 2008; 83:329-346.

Verrotti A, Scaparrotta A, Agostinelli S et al. Topiramate-induced weight loss: a review. Epilepsy Res. 2011;95(3):189-99.

Wehner T, Bauer S, Hamer HM et al. Six months of postmarketing experience with adjunctive lacosamide in patients with pharmacoresistant focal epilepsy at a tertiary epilepsy center in Germany. Epilepsy Behav. 2009;16(3):423-5.

Invitación a Suscripión a Epilepsia en Preguntas

Lo importante es no dejar de hacerse preguntas
(Albert Einstein) 

Estimados amigos:

 Epilepsia UC, Programa Universitario ofrecerá como servicio el envío semanal, via correo electrónico o acceso a Facebook, la página “Epilepsia en Preguntas”, que contendrá una pregunta, su respuesta y una corta referencia bibliográfica, orientado a cualesquier médico o profesional de la salud interesado en el tema. Se adjunta el primer envío con este correo.

Para recibir los siguientes basta con suscribirse en el vínculo: Inscripción Boletín Epilepsia en Preguntas

Este envío pretende combinar el aprendizaje mediante preguntas, tan antiguo como la humanidad y enseñado ya por Sócrates, con los sistemas modernos de comunicación.

 Los invito además a reenviar este correo a quienes puedan tener interés en recibir “Epilepsia en Preguntas” 

 

Dr Jaime Godoy
Editor, Epilepsia en Preguntas
Epilepsia UC, Programa Universitario
División de Neurociencias
P. Universidad Católica de Chile

Pontificia Universidad Católica de Chile

Pontificia Universidad Católica de Chile 2017
Avda. Libertador Bernando O'higgins 340, Santiago, Chile.

¿Cómo llegar?
Mesa central (56) (2) 2354 2000
Politicas de privacidad
Optimizado para: Explorer 10.0, Firefox 52.0, Chrome 58.0, Safari 8.0 o superiores.